Ofrenda de Flores en Zaragoza
Miles de personas llenan el centro de Zaragoza durante la Ofrenda de Flores. Javier Cebollada / EFE

Casi catorce horas de duración con más de 530 grupos y unos 340.000 participantes, 10.000 más que el año pasado. Así ha concluido la Ofrenda de Flores más larga y concurrida de la historia, que cierra además unas Fiestas del Pilar multitudinarias. A falta de contabilizar los últimos conciertos del domingo (algunos de los más esperados de las Fiestas) y las actividades del lunes (sobre todo la Ofrenda de Frutos), los festejos han congregado a más de dos millones y medio de personas.

El Ayuntamiento espera que al finalizar el lunes se hayan alcanzado o incluso superado los tres millones del año pasado, que marcaron un récord histórico. La participación ha sido este año sin embargo desigual. Mientras que las actividades gratuitas han congregado a miles de personas (unas 90.000 en el concierto de Malú, uno de los más multitudinarios de la Plaza del Pilar; 45.000 el de Antonio Orzoco;...), las de pago, sobre todo las actuaciones en las grandes carpas, han reducido hasta un 10% su capacidad de atracción.

La participación en los conciertos de las carpas ha caído ligeramenteEl alcalde, Juan Alberto Belloch, lo atribuye directamente al nuevo decreto del Gobierno de Aragón que limita el acceso de los menores a los espectáculos donde se dispensara alcohol. "Se tiene que suprimir esa normativa", pide el primer edil. Respecto a la Ofrenda, la amenaza de lluvia ha reducido la asistencia de público un 30%, pese a que la participación en la misma fue masiva y de récord.

Escaso éxito de las gradas y menos asistencias

Prácticamente vacías. Así estuvieron ayer durante la mayor parte del día las gradas que había montado este año el Ayuntamiento de Zaragoza para seguir en directo el transcurso de la Ofrenda de Flores, en el paseo de la Independencia y la Plaza de España. Al escaso interés que suscitó el periodo de reserva, con apenas 300 personas inscritas, se unió la lluvia, que desde primera hora de la mañana ya había mojado los asientos. Para la Ofrenda de Frutos, los asientos vuelven a estar disponibles a un precio de un euro.

Las asistencias de Cruz Roja han caído estos Pilares prácticamente a la mitad. Según ha señalado el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, hasta el domingo por la mañana había 490, frente a las 1.097 que hubo en las fiestas del año pasado. Hasta el sábado se habían registrado de media cinco intoxicaciones etílicas al día, frente a las 86 en total que hubo en 2013.

Supone un ligero descenso, a pesar de que el botellón en el entorno de las grandes carpas ha congregado este año a muchos más jóvenes debido principalmente a las nuevas prohibiciones al acceso de menores que ha conllevado el decreto de espectáculos de la DGA. El consejero municipal de Cultura, Jerónimo Blasco, mantenía ayer que "es una cifra muy pequeña que demuestra que no hay una explosión de consumo de alcohol".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.