El programa de integración "Ajedrez Sin Barreras" de la Fundación Jóvenes y Deporte, la Federación Extremeña de Ajedrez y el Club Ajoblanco-Mérida Patrimonio de la Humanidad ha retomado en el mes de septiembre sus actividades, dando comienzo de esta forma a la tercera edición del mismo.

Este proyecto pretende utilizar el ajedrez como herramienta terapéutica y de ocupación del ocio y tiempo libre de las personas con diversidad funcional.

En esta ocasión amplía sus destinatarios, ya que junto a las personas que padecen autismo, síndrome de Asperger, diversidad funcional audiovisual o trastornos de personalidad, podrán disfrutar de las actividades usuarios de asociaciones de personas con discapacidad intelectual límite, retraso mental ligero y Síndrome de Down.

Los encargados de poner en marcha las actividades, son los profesionales del Club Ajoblanco, reciente vencedor del Campeonato de España de Ajedrez por equipos, bajo la supervisión de psicólogos y técnicos expertos en el trato con personas con diversidad funcional.

Entre estas actuaciones, destaca la puesta en marcha del "I Torneo Inter-asociaciones Ajedrez sin Barreras" en Badajoz, que recientemente unió a personas de todas las asociaciones que toman parte en el programa, con el objetivo de favorecer la inclusión de las personas con discapacidad.

En cuanto a las sesiones realizadas en Cáceres, con la Asociación Cacereña de Padres y Amigos de los Sordos (ASCAPAS), ha aumentado con éxito el número de participantes y se continúan las actividades en las asociaciones de Autismo del Taller de los Sueños y AFTEA.

De esta forma, "Ajedrez sin Barreras" se convierte en un programa consolidado, que se une a las actividades de Ajedrez Social y Terapéutico que la Fundación Jóvenes y Deporte pone en marcha junto al Club Magic Extremadura, como por ejemplo "Jaque Mate a la Exclusión", impartida en los Centros Penitenciarios de Cáceres y Badajoz y que del mismo modo retoman su actividad tras el parón veraniego.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.