El auto del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Melilla decreta que el encargo de impresos de solicitud de voto por correo por el PP melillense a una imprenta no es un hecho "constitutivo de delito".

No resulta acreditada ni probada la intención maliciosa en los procesados

 El texto, que el PP entregó a los periodistas al término de la conferencia de prensa de su secretario general, Ángel Acebes, indica además que "no resulta acreditada ni probada la intención maliciosa en los procesados -entre ellos, el gerente de los populares en Melilla, Javier Lence-".

Establece, por esa razón, que "no resulta justificada la perpetración del delito al que ha dado origen" este procedimiento.

La magistrada-juez del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Melilla, con fecha del pasado viernes, acuerda por tanto "el sobreseimiento libre y el archivo" de la causa tras estudiar las denuncias registradas.

El auto del Juzgado melillense afirma que "no existía en los procesados la voluntad de alterar conscientemente la verdad ni de atacar la confianza que la sociedad tiene depositada en el valor de los documentos".

El encargo de los impresos se conoció a raíz de las escuchas telefónicas efectuadas a la imprenta Marfeme de Melilla, que estaba siendo investigada por una supuesta falsificación de documentos y etiquetas de productos.

Acebes exige disculpas

Algunos intentarán dar la vuelta al auto judicial con tal de no pedir disculpas

El secretario general del PP, Ángel Acebes, pidió al PSOE tras conocer el auto que pida disculpas a su partido por la "operación de acoso y derribo" que a su juicio han creado a raiz de un supuesto delito de fraude electoral.

Acebes advirtió que "algunos intentarán dar la vuelta" al auto judicial "con tal de no pedir disculpas y no reconocer que el PP decía la verdad".

Por su parte, el PSOE ya ha advertido de que recurrirá el auto.