Viajes de más de 16.000 euros, antigüedades de 15.000€... el 'top ten' de facturas de las tarjetas 'B'

El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa, en la Audiencia Nacional.
El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa, en la Audiencia Nacional.
EFE

Viajes, muebles, joyas, retiradas en efectivo... los antiguos directivos, ejecutivos y consejeros de Caja Madrid y Bankia superaban frecuentemente los gastos de tres ceros (más de 1.000 euros) en todo tipo de operaciones de la vida diaria. Desde los 3.547 euros gastados por su expresidente Rodrigo Rato en bebidas alcohólicas en un solo día, hasta los más de 9.000 euros empleados por el vicepresidente de la patronal, Arturo Fernández, para consumir en su propia cadena de restaurantes (Grupo Cantoblanco).

Son algunas de las cifras que se pueden extraer de los gastos desglosados de las tarjetas "fuera del circuito normal" los  de 86 altos cargos de la antigua caja madrileña, investigadas en la Audiencia Nacional, y a las que ha tenido accedo 20minutos. A la vista de los datos —ahora en manos del juez Andreu y de los peritos del Banco de España, que tendrán que determinar si hay o no alcance penal— los gastos eran especialmente altos entre la cúpula directiva y ejecutiva de la entidad, sobre todo durante la era de Miguel Blesa.

Precisamente el expresidente Blesa, ahora imputado, junto a sus más cercanos directivos (Matías Amat o Ildefonso Sánchez Barcoj, por ejemplo) son quienes encabezan el top ten de los mayores gastos de entre los miles registrados en los certificados de movimientos contabilizados por la entidad financiera. Ni los consejeros no ejecutivos ni el que fuera posteriormente presidente, Rodrigo Rato, figura en esta particular lista.

Las 10 mayores facturas, una a una

1) Más de 16.900 euros en un viaje. El último día del año 2009, el entonces director financiero de Caja Madrid, Ildefonso Sánchez Barcoj, tiró de tarjeta para cargar 16.921 euros de la entidad en una sola compra efectuada en Viajes El Corte Inglés. A inicios de mismo mes, Sánchez Barcoj —que ha sido señalado como el directivo sobre el que recaía el sistema de las tarjetas denominadas 'B' y actualmente está imputado en la Audiencia Nacional— ya había recurrido a este plástico para gastar otros 5.872 euros también en esta misma agencia de viajes. En total, ese mes el máximo responsable del departamento financiero había cargado más de 21.000 euros a la entidad para gastos que ahora se investiga si estuvieron sujetos a tributación.

2) Arte y antigüedades por valor de 15.000 euros. También en fechas navideñas (en este caso del año 2006), el también antiguo director financiero de Caja Madrid, Matías Amat —el otro brazo derecho de Miguel Blesa en esa época— utilizó su tarjeta Visa Oro para cargar a la entidad ahora rescatada un gasto de 15.000 euros en galería de arte, muebles y antigüedades Talleres Granda. Esta prestigiosa casa, fundada en el año 1891, está especializada entre otras cosas en la venta y "creación artesanal de arte sacro y religioso". Así, en su página web se pueden adquirir, por ejemplo, sagrarios por hasta 18.000 euros, y cálices por más de 2.000.

3) Anticipos de más de 13.000 euros. El podio de gastos más altos lo ocupa Ramón Ferraz, antiguo director comercial de Caja Madrid y actual consejero en el estadounidense City National Bank of Florida (CNBC, una entidad de la que Bankia se deshizo el pasado año). El entonces directivo recurrió a su tarjeta para disponer de efectivo mediante un anticipo a cuenta. Ese mismo día (el 22 de diciembre de 2008) volvió a emplear la visa para obtener otro anticipo de 9.424 euros.

4) Viajes de Blesa de más de 12.000 euros. Entre abril y julio de 2006 el entonces presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, gastó con su tarjeta presuntamente irregular más de 25.000 euros en sendos viajes organizados por El Corte Inglés. En el primero, efectuado el 5 de abril, empleó más de 12.597 euros, y en el segundo (del 20 de julio) incluso más: 13.148 euros. En ese lapso de tiempo, además gasto otros 3.714 euros en una estancia en un hotel de 4 a 5 estrellas.

5) Un anticipo del secretario del consejo de administración. A finales de noviembre de 2007, el que entonces era secretario del consejo de administración, Enrique de la Torre, dispuso mediante su tarjeta de crédito de 12.000 euros en forma de disposición de efectivo por anticipo. Unos meses después, este mismo alto cargo (señalado por los consejeros como el que se encargaba de proporcionarles las tarjetas a ellos) gastó más de 11.075 euros en un viaje adquirido a la agencia de El Corte Inglés.

6) Y anticipo del director financiero. También con la tarjeta recurrió a un anticipo, en este caso de 11.000 euros, el exdirector financiero, Sánchez Barcoj. Su extracto de movimientos está particularmente lleno de grandes compras. Así, entre 2006 y 2007, y aparte de las ya citadas operaciones, este alto ejecutivo gastó otros 16.000 euros en dos viajes, a los que se suma otro anticipo de 10.000 euros en fechas próximas a Navidad.

7) Joyas por valor de 10.000 euros. De nuevo el antiguo director de Participadas, Matías Amat, en la lista de las mayores facturas. En este caso, figuran los más de 20.000 euros destinados a sufragar dos viajes comprados con apenas un mes de tiempo entre fechas. Así, en noviembre de 2008 tiró de Visa Oro para gastar en la compañía Viajes Catai (especializada en grandes tours) más de 10.400 euros, y poco después la caja desembolsó en su nombre otros 9.696 euros en otro desplazamiento con la misma agencia. Pero más llamativa aún es la facturación de más de 10.000 euros dispuesta por la joyería Durán, una de las más prestigiosas y caras de la madrileña calle Goya.

8) Un viaje de 10.000 euros para el otro ejecutivo cazador. Otro de los grandes ejecutivos de la caja madrileña, Carlos Vela (encargado de los créditos a grandes empresas) alcanza la lista de los mayores gastos facturados a través de la tarjeta gracias a un viaje de 9.825 euros comprado a la agencia Viaje Marsans (propiedad entonces del consejero de Caja Madrid, Gonzalo Díaz Ferrán) en noviembre de 2006. Otro comportamiento que llama la atención respecto a los gastos de este directivo son los relacionados con la caza y las armas (actividad por la que también es célebre el expresidente Blesa). Y es que durante su estancia en la caja cargó al menos 14 facturas relacionadas con armas de fuego. Como muestra, el 9 de abril de 2007 gastó más de 2.300 euros en La Armería de Madrid.

9) Un consejero que gasta en viajes más de 26.000 euros en Navidad. El que fuera secretario de Estado de Hacienda entre 2001 y 2004, Estanislao Rodríguez Ponga, consejero no ejecutivo de la caja, protagoniza varios de los movimientos más costosos para la entidad. Así, durante dos años consecutivos (2008 y 2009) este antiguo alto cargo del PP procedió comprar sistemáticamente viajes en cantidades próximas a los 5.000 euros durante varios días en el entorno de las fechas navideñas: En 2008 empleó más de 26.000 euros en cinco viajes adquiridos entre el 16 y el 30 de diciembre; y en 2009 la cifra se redujo hasta los 15.000 euros, tras comprar tres tours entre el 19 y el 28 de diciembre. Aún más cuantiosa, como partida individual, es la cesta de la compra realizada el 5 de octubre de 2011: Entonces tiró de tarjeta para consumir 8.000 euros en la cadena de hipermercados Hipercor, tal como reflejan los documentos presentes en la causa judicial.

10) Tirar de la tarjeta para pagar el colegio. Otro consejero, en este caso nombrado a instancia del sindicato Comisiones Obreras, cargó al menos dos veces gastos escolares a la tarjeta, que en principio tenía que estar restringida a gastos propios de la actividad de consejero (si no tendría que estar sujeta a declaración de la renta). El exconsejero Francisco Baquero hizo gastar a la caja 2.394 euros y 2.501 euros en sendas ocasiones. No es el único gasto llamativo: En septiembre de 2008 usó la tarjeta para suscribirse a canales de televisión privados, operación que supuso un desembolso de 2.528 euros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento