Imputado un hombre acusado de maltrato a su perro en una alquería

Agentes de la Patrulla de Protección del Medio Ambiente y Bienestar Animal de la Policía Local de Castellón han instruido diligencias contra un hombre de 34 años por una presunta falta de maltrato animal al encontrar dentro de su vivienda un perro que presentaba cortes de consideración en el cuello provocados por la cadena metálica a la que estaba atado.
Perro herido por una cadena metálica
Perro herido por una cadena metálica
POLICÍA LOCAL

Agentes de la Patrulla de Protección del Medio Ambiente y Bienestar Animal de la Policía Local de Castellón han instruido diligencias contra un hombre de 34 años por una presunta falta de maltrato animal al encontrar dentro de su vivienda un perro que presentaba cortes de consideración en el cuello provocados por la cadena metálica a la que estaba atado.

Según ha informado la Policía Local en un comunicado, los hechos se remontan al 14 de septiembre, cuando una patrulla de la Policía Nacional requirió su presencia al ver a un perro malherido dentro de una vivienda situada en el camino Bajamar, en la Partida La Mota.

Los agentes municipales, dado el delicado estado de salud en el que se encontraba el perro y de las heridas que presentaba, procedieron a localizar al propietario del can, que informó a los agentes de que había avisado a una veterinaria para que se hiciera cargo del perro.

Estos hechos fueron puestos en conocimiento de la patrulla UPROMA, que se hizo cargo del servicio y comenzó la recogida de datos para conocer las causas por las que el perro estaba herido.

Tras varios días de gestiones, los agentes consiguieron averiguar que el perro estaba atado mediante una cadena metálica y se encontraba en estado de desamparo, de ahí los cortes profundos que presentaba en el cuello, que según el informe de la veterinaria no eran recientes, sino que seguramente se debían a haber estado atado a la cadena durante meses.

El informe veterinario indica que el perro presentaba gran número de parásitos y garrapatas y el propietario del animal, quien colaboró en todo momento con los agentes, explicó que el perro estaba al cuidado de sus padres, que se encontraban enfermos, y tenía intención de deshacerse del can en cuanto localizase a alguien que pudiera hacerse cargo del mismo.

Con los testimonios recogidos por los agentes de la Policía Local, el informe veterinario y ante la evidencia de un presunto maltrato animal, se han puesto los hechos en conocimiento del Juzgado de Instrucción de guardia de Castellón

Mostrar comentarios

Códigos Descuento