El Festival de Música Antigua de Úbeda y Baeza celebrará entre el 26 de noviembre y el 8 de diciembre su XVIII edición con una programación centrada en músicas del Mediterráneo, y que incluirá un total de 17 conciertos en ambas ciudades Patrimonio de la Humanidad, además de otros nueve en el marco del ciclo de música por los monumentos de Vandelvira.

Además, el festival traerá consigo también la celebración del congreso internacional titulado 'Nuevas perspectivas en torno al villancico y géneros afines en el mundo ibérico', que se desarrollará en la sede 'Antonio Machado' de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA), ubicada en Baeza.

La Diputación de Jaén patrocina este evento que ha sido presentado este miércoles por la diputada provincial de Cultura y Deportes, Antonia Olivares; la delegada territorial de Educación, Cultura y Deporte de la Junta, Yolanda Caballero; la vicerrectora de Extensión Universitaria de la Universidad de Jaén (UJA), Ana Ortiz; la concejal de Educación y Cultura de Baeza, María Ortega; la concejal de Cultura de Úbeda, Josefa Olmedilla; la subdirectora del Campus 'Antonio Machado', María José Cruz, y el director del evento, Javier Marín.

Según ha destacado la diputada de Cultura y Deportes, "este festival pretende ser el reflejo del Humanismo propio del Renacimiento, y quiere asumir el bagaje cultural de nuestros antepasados y transmitirlo a través del festival con medios modernos". Se trata, ha abundado, de "un festival que conjuga transmisión del patrimonio con la investigación".

Además, según ha informado la Diputación, Olivares ha subrayado la "confluencia de esfuerzos por parte de las administraciones" como pieza fundamental para la consolidación de un festival que cumple su mayoría de edad.

Por su parte, el director del festival, Javier Marín, se ha referido a la programación de esta edición y, al referirse a su temática, ha manifestado que el mar Mediterráneo es "uno de esos caleidoscopios de continentes, lenguas, religiones, etnias, estructuras sociales y políticas, actividades económicas y artísticas, patrones de conducta y formas de entender la vida".

En este sentido, la música, como una de las artes más sensibles a los procesos culturales, es un fiel reflejo de los continuos flujos de conocimiento que se han desarrollado en el Mediterráneo, de ahí que, según ha expuesto, 'Músicas mediterráneas' remita al conjunto de manifestaciones musicales orientales, occidentales e híbridas que confluyeron en dicho mar durante un periodo de su historia, los siglos XV al XIX.

Espacios "emblemáticos" como escenarios

Uno de los aspectos más destacados de este festival es el uso de escenarios ubicados en espacios "emblemáticos" del patrimonio de estas ciudades jiennenses, entre los que se incluyen la Catedral y el Auditorio de San Francisco, en Baeza, o el Hospital de Santiago y la Sinagoga del Agua, en Úbeda. Además, este año se incorporan cuatro nuevos espacios como la Iglesia de la Encarnación y el patio cubierto de la UNIA, en Baeza; y la Iglesia de San Lorenzo y el Oratorio de San Juan de la Cruz, en Úbeda.

Así las cosas, el festival se estructurará en cuatro ciclos, titulados 'Sones de ida y vuelta: Músicas coloniales', 'Ars orgánica. Música para órgano', 'Conciertos didácticos' y 'La música en los monumentos de Vandelvira', apartado este último en el que colabora el Obispado de Jaén, que volverá a "deslocalizar" este festival para llevarlo hasta espacios que señalan la profusa presencia de Vandelvira a lo largo y ancho de la provincia.

Concretamente, esos espacios serán la Catedral de Jaén, la Iglesia de la Asunción de La Guardia, la Iglesia de Santa María de Alcaudete, la Iglesia de la Concepción de Huelma, la Torre del Castillo de Sabiote, la Iglesia de la Asunción de Villacarrillo y el Castillo de Canena; entornos a los que se sumará el Teatro de la Merced de Cazorla.

Consulta aquí más noticias de Jaén.