ESPAÑA-SUCESOS-DROGAS
Los 4.300 kilos de hachís incautados (i) y la lancha de Salvamento Marítimo (d). EFE
El Cuerpo Nacional de Policía ha detenido a 15 personas, una de ellas en Valencia, y se ha incautado de 4.300 kilos de hachís que estaban ocultos en los camarotes de una embarcación que realizaba labores de salvamento marítimo, según informaron hoy fuentes policiales.

De acuerdo con las mismas fuentes, la droga, procedente de Marruecos, tenía como destino Ibiza, donde han sido detenidas ocho de las quince personas implicadas en este caso.

En Ibiza se ha detenido a ocho de las quince personas implicadas en el caso

La investigación ha sido desarrollada por agentes del Grupo de Respuesta Especial al Crimen Organizado (GRECO) de Levante y del Grupo de Estupefacientes de Valencia, en colaboración con la Policía de Cádiz e Ibiza, la Policía Judicial del Aeropuerto del Prat de Barcelona y la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera (DAVA) de la Agencia Tributaria.

También han prestado apoyo funcionarios del Grupo de Estupefacientes de Almería y Cartagena (Murcia).

Los detenidos (de nacionalidad española, colombiana, rumana y marroquí) son los tres tripulantes de la embarcación y su propietario; el cabecilla de la red de tráfico de drogas; ocho personas que iban a descargar el hachís en Ibiza; un hombre en Valencia y otro en Barcelona.

No pertenecía a Salvamento Marítimo 

La Policía Nacional ha aclarado que el barco en el que se ha incautado un alijo de 4.300 kilos de hachís "no es propiedad del Ministerio de Fomento ni pertenece a la flota de Salvamento Marítimo", sino que su dueño, que ha sido detenido, lo tenía cedido a una asociación dedicada al rescate de embarcaciones.

La Policía destaca en una nueva nota que, tal y como informó esta mañana al dar a conocer la intervención de este alijo de droga, el barco en el que estaba oculto "pertenece a uno de los detenidos, concretamente al que ha sido arrestado en Sevilla".

Esta persona, según indica la Policía, ha declarado que "el barco lo tiene cedido a una asociación que se dedica al rescate de embarcaciones en situaciones de emergencia".

"Por lo tanto, el barco no es propiedad del Ministerio de Fomento ni pertenece a la flota de Salvamento Marítimo", recalca la nota.

También cocaína




En los cuatro registros domiciliarios practicados han sido ocupados, entre otros efectos, 13.000 euros en efectivo, dos kilos de cocaína, cinco lanchas neumáticas, cuatro motores fuera borda, seis vehículos, dos remolques, una pistola de fogueo, cartas de navegación y quince teléfonos móviles.

La investigación comenzó en enero, después de detectarse en Levante y Cataluña indicios de narcotráfico

Las indagaciones policiales comenzaron a mediados del pasado mes de enero, después de que se detectara una organización asentada en Levante y Cataluña dedicada al tráfico de estupefacientes.

Al parecer, la banda utilizaba la embarcación para transportar la droga desde las costas de Marruecos hasta la isla de Ibiza.

Las primeras investigaciones permitieron identificar a varios miembros de la red, entre ellos al propietario de la embarcación.

A finales de enero, la Policía averiguó que la embarcación fue trasladada desde Ibiza a Barcelona para reparar los daños que había sufrido tras chocar contra las rocas en un desembarco anterior de estupefacientes.

Una vez arreglado, el barco fue transportado de nuevo a la Pitiusa mayor, desde donde partió rumbo a Marruecos para cargar la droga, previo paso por el puerto de Roquetas de Mar (Almería).

La embarcación fue localizada ayer por la Policía en su viaje de regreso de Marruecos, que, en colaboración con una patrullera de la DAVA, procedió a su interceptación.

Fue conducida después hasta el puerto de Cartagena, donde se descubrieron, ocultos en los camarotes, 137 fardos de hachís, con un peso bruto de 4.300 kilos.