Detectadas hasta 50 formas de financiación alternativa

  • Pequeñas y medianas empresas buscan financiación alternativa a la banca.
  • Consiguen recursos con el micromecenazgo de capital y crédito, que permite invertir en economía productiva.
  • La Generalitat ha publicado un catálogo ante su proliferación.
Varias monedas y billetes de euro.
Varias monedas y billetes de euro.
GTRES

Ante las dificultades que encuentran muchas empresas para acceder al crédito, cada vez son más las que optan por sistemas de financiación alternativos, que han proliferado en los últimos dos años. Por eso, la Generalitat ha publicado un catálogo con 50 formas de financiación alternativa.

El crowdfunding, el crowdlending, los business angels o el mercado alternativo bursátil (MAB) son algunas de las fórmulas con las que las empresas consiguen financiación para ponerse en marcha, obtener liquidez o equilibrar los balances, y reducir la dependencia de los bancos. Además, ofrecen la posibilidad de invertir en economía productiva pues la inversión mínima es menor.

"Los tipos de interés se han rebajado pero las empresas consideradas no solventes deben pagar más y ahora entienden que no pueden aceptar cualquier condición porque hay que devolver el dinero. Pero necesitan recursos para ser competitivas y asumir nuevos retos", explica Fran de la Torre, director del Departamento de consultoría estratégica y financiación de Pimec.

De aquí, que surjan iniciativas como Lánzame, que selecciona start-ups en incubadoras empresariales y agrupa pequeños inversores para aportar los recursos que necesitan. O Arboribus, una plataforma para la concesión de créditos a pymes, en la que los inversores compiten por ofrecer el interés más bajo. Otro ejemplo es Aztec Money, que subasta facturas para dar liquidez al vendedor.

Estas formas de financiación alternativa pusieron a disposición de las pymes 2.000 millones de euros en 2013, el 0,25% del dinero concedido por la banca a empresas no financieras. "Aún no está suficientemente consolidado, por lo que es más bien un complemento", apunta De la Torre. En cualquier caso, el Gobierno ya ha regulado el micromecenazgo a través de plataformas de Internet.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento