El subdelegado del Gobierno en León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha manifestado que "no se descarta que haya nuevas actuaciones" en relación a la muerte violenta de Roberto Larralde, cuyo cadáver fue encontrado el pasado 18 de septiembre, varios días después de que su familia denunciara su desaparición.

El cuerpo sin vida de este leonés apareció semienterrado en un paraje cercano a la capital, en Santa Olaja de la Rivera. La autopsia posterior realizada a los restos mortales determinó que había fallecido como consecuencia de un disparo en la cabeza.

En relación con el crimen, cinco personas, cuatro hombres y una mujer, todos de nacionalidad española y vecinos de León y su provincia, permanecen en el Centro Penitenciario de Mansilla de las Mulas (León) en prisión comunicada y sin fianza por un presunto delito de homicidio.

Suárez-Quiñones ha explicado que "policialmente continúan las investigaciones", pero que estas acciones no se pueden concretar porque "podrían entorpecer la investigación".

Consulta aquí más noticias de León.