Protestas en Hong Kong
Protestas del movimiento 'Occupy Central' en Hong Kong. EFE/EPA/ALEX HOFFORD

El Gobierno de Hong Kong ha asegurado este lunes que ha ordenado a la policía antidisturbios que se retire de las zonas de protesta, después de que las movilizaciones convocadas por los manifestantes 'pro-democracia' empezaran a calmarse.

A través de un comunicado, un portavoz del gobierno de Hong Kong también ha instado a los manifestantes a abandonar estas zonas del centro financiero de la ciudad de forma pacífica.

Este anuncio llega horas después de que la Policía de Hong Kong dispersase con gases lacrimógenos a los manifestantes del movimiento 'Occupy Central', que se han concentrado en la ciudad para exigir reformas democráticas.

La protesta, que se ha desarrollado frente a la sede de Gobierno en la avenida de Harcourt Road, ha sido de tal magnitud que ha forzado al líder de la región administrada por China a proclamar este domingo una nueva consulta para reformar la restrictiva ley electoral.

Pese a los llamamientos de las autoridades y de las propias organizaciones convocantes a la disolución -que temen la contundencia de la Policía-, cientos de manifestantes se han atrincherado en el centro de Hong Kong, junto a la sede del gobierno, para demandar reformas prodemocráticas.