La Justicia ha dado la razón a la Xunta en el caso de un matrimonio homosexual que denunció que le había sido denegada una adopción por "homofobia".

Lo ha confirmado a Europa Press uno de los integrantes del matrimonio, Santiago Vázquez, quien ha avanzado que "probablemente" no recurrirán este fallo. "No tenemos muchas fuerzas para seguir luchando", ha explicado, sin dejar de lamentar la "injusticia total y absoluta" que está sufriendo junto con su cónyuge.

Éste es el resultado de un juicio que se celebró el pasado 28 de julio y en el que, según su relato, el representante de la Xunta alegó que la pareja no cumplía los requisitos de "idoneidad" para adoptar un menor, tanto a nivel económico como psicológico.

Sin embargo, Vázquez se ha mantenido en que esta conclusión es producto de la "homofobia", pues la Administración autonómica no llevó a cabo un informe psicosocial y únicamente se celebraron dos entrevistas, de 50 y de 10 minutos. Por ello, se ha reafirmado en su convicción de que ha habido "discriminación" por su condición sexual.

"ha hundido a una familia"

Dicho esto, ha señalado que su único propósito era lograr que se les hiciera el estudio al que se somete a todas las parejas que pretenden adoptar y que, ha recalcado, no se realizó en su caso.

"Tras 14 años juntos, nuestro deseo era ser padres", ha manifestado Santiago Vázquez, para quien la sentencia, que ha conocido este mismo jueves, "ha hundido a una familia". Y es que, a sus 44 años, recurrir el fallo judicial y reiniciar el proceso de adopción le situaría en una edad, a su juicio, demasiado avanzada para criar un niño.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.