El patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Punta Umbría (Huelva), Ángel Mendoza, ha alertado este jueves de "la precaria e insostenible" situación por la que atraviesa en la actualidad el sector pesquero de la localidad costera, el cual está "condenado al amarre".

Así, en un comunicado, se ha referido a la coyuntura actual de la chirla, el pulpo, el arrastre y el cerco, fuente de ingresos de la pesca puntaumbrieña, que cuenta con un total de 120 barcos y unos 500 tripulantes.

El sector de la chirla, teniendo en cuenta la parada biológica del 1 mayo y la parada por toxinas, sólo ha salido a faenar durante el período del 1 al 18 de julio (sin contar los días festivos), ha recordado.

Por ello, desde esta cofradía se ha hecho "todo lo posible" para "ayudarlos, poniendo a la disposición de los afectados los servicios de la entidad para la tramitación de ayudas y concediéndoles préstamos a marineros y armadores".

Ángel Mendoza ha destacado que "desde el día 20 de agosto que fueron entregadas en la Delegación de Pesca en Huelva todas las solicitudes de ayudas, la Consejería dependiente de la Junta de Andalucía, así como los órganos competentes del Gobierno central que tienen que emitir informes al respecto, han tenido tiempo más que suficiente para resolverlas y para que el pago ya se hubiese hecho efectivo".

A su juicio, "tanto administración autonómica como central hacen caso omiso a las necesidades de armadores y marineros de Punta Umbría y el sector pesquero es el que paga la confrontación por los intereses partidistas de ambas administraciones".

Mendoza también ha hablado de la parada biológica del pulpo (del 15 de septiembre al 31 de octubre), del sector del arrastre (del 24 de septiembre hasta el 1 de noviembre) y del cerco, el cual tras el cierre precautorio de la sardina por el Gobierno Central "se encuentra agotando la cuota de boquerón que le queda", entendiendo el patrón mayor que se acabará en una semana.

De este modo, ha señalado que "el cien por cien de la flota pesquera de Punta Umbría está avocada al amarre de la misma, suponiendo ello la carencia en muchas familias de necesidades de subsistencia básicas que, si continúan y no se soluciona el problema, tendrán que acudir incluso al Banco de Alimentos".

Así las cosas, Ángel Mendoza ha manifestado que tiene previsto convocar al sector pesquero en particular y al pueblo en general a una manifestación, ya que "esta situación me recuerda a épocas felizmente superadas y de la pesca depende, directa o indirectamente, este pueblo".

Destaca que debido a la ineficacia de ambas administraciones para resolver los problemas pesqueros de la localidad "es el momento de que Punta Umbría se una para acabar con esta situación y se busquen soluciones eficaces que cuenten con el apoyo de todos".

Finalmente, ha indicado que "mientras que por parte de la Unión Europea son subvencionables proyectos de más de 400.000 euros para los grandes buques factorías y congeladores, la pesca artesanal está, por todo lo comentado, predestinada a desaparecer".

Consulta aquí más noticias de Huelva.