CCOO de Euskadi ha afirmado que no tiene una posición "orgánica" sobre la propuesta presentada por EH Bildu para "mantener el control público y social" de Kutxa, ni tampoco "mandato vinculante" sobre su consejero en la entidad, listas de impositores y clientes.

En un comunicado, el sindicato ha señalado que no le consta que en el Consejo de Administración de Kutxa de este jueves se vaya a producir ninguna votación sobre la propuesta de EH Bildu.

Por el contrario, ha apuntado que desde la Caja se les ha informado de que la votación no está prevista. A ello ha añadido que "existe un informe jurídico que alerta sobre las consecuencias y el riesgo de ruptura del contrato de integración de las cajas que dio lugar a Kutxabank, así como de las posibles responsabilidades de los órganos de la Kutxa si se avalara tal proyecto".

"Si en función de sus potestades, la presidencia entendiera que procede votar el traslado de tal propuesta en la próxima asamblea, es su responsabilidad", ha indicado.

En ese caso, el sindicato ha señalado que no tiene "una posición orgánica sobre la votación", en primer lugar porque "se supone que no va a existir", y en segundo lugar, porque no tiene "mandato vinculante sobre ningún consejero ni sobre las listas de impositores y clientes".

CCOO ha reclamado "una solución pactada, razonable y acorde a la legalidad que garantice la viabilidad de lo que fueron las cajas vascas, de la obra social y de la propia Kutxabank".

Bildu "llega tarde"

En todo caso, ha opinado que la propuesta lanzada por el Gobierno foral guipuzcoano de Bildu para Kutxa "llega tarde y con escaso margen de tiempo, y con varios aspectos importantes sin concretar".

En este sentido, ha apuntado que "no se han concretado, entre otras cosas, la forma que adoptaría la transmisión de las acciones, o el marco jurídico que regiría el retorno de los dividendos de las acciones en poder de ayuntamientos y Diputación hacia Kutxabank y a la fundación que sustituya a Kutxa, para el desarrollo de la obra social".

A su juicio, esto da lugar a "dudas razonables sobre la legalidad de la propuesta, corriendo el riesgo de incurrir en un fraude de ley de consecuencias nefastas para Kutxa, Kutxabank y Euskadi".

Asimismo, ha señalado que "la propuesta parece pasar de puntillas por el hecho de que el acuerdo de integración que da origen a Kutxabank recoge el derecho preferente que en este caso tendrían BBK y Vital para hacerse con las acciones en cuestión, y cuyo incumplimiento conllevaría desde la reparación de los posibles daños y perjuicios para ambas, hasta la ruptura del propio contrato de integración".

El sindicato ha defendido que la obra social y el control social sobre Kutxabank "son fundamentales, y las acciones a realizar en este sentido debieran abarcar el perímetro de Kutxabank en su conjunto, Kutxa, Vital y BBK, y no estableciendo un camino en solitario para una de ellas".

Finalmente, ha instado a debatir "una solución" para las Cajas vascas en el Parlamento vasco y la consecución en esta Cámara de "un acuerdo amplio, razonable y acorde a la legalidad que garantice la obra social, el control social y las condiciones laborales de la plantilla".

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.