La vicepresidenta y consejera de Sanidad, María José Saénz de Buruaga, ha mostrado este jueves la "satisfacción" del Gobierno por la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) que rechaza el recurso del Partido Socialista y su secretaria general, Eva Díaz Tezanos, contra el contrato de colaboración público privada de Valdecilla, una sentencia que -ha dicho- "acaba con la coartada del PSOE para impedir que Valdecilla se termine".

Buruaga, que ha pedido al PSOE "reflexión, responsabilidad y altura de miras", ha destacado en una rueda de prensa convocada de urgencia, que la sentencia del TSJC "despeja incertidumbres y amenazas" y permite "superar un gran obstáculo, espero que el último de esta naturaleza", ha dicho, y "avanzar hacia la consecución del que será uno de los grandes hitos" de la comunidad autónoma.

La consejera ha comparecido ante los medios con el director de Valdecilla, César Pascual, quien ha confirmado que las obras marchan según lo previsto y que estarán terminadas en mayo, "en plena campaña electoral", por lo que no se podrán inaugurar antes de las elecciones. Al respecto, Buruaga ha puntualizado que el compromiso del Gobierno era acabar las obras de Valdecilla esta legislatura, "no poner una fecha a una inauguración".

La consejera ha destacado que el PSOE "fracasó en Valdecilla cuando tuvo responsabilidades de gobierno y ha hecho todo lo que ha estado en su mano para que este gobierno también fracasara. "Ha hecho todo el daño que ha podido a Valdecilla, y a pesar de ello, hoy en una realidad imparable", ha reiterado.

Buruaga se ha remontado hasta mayo de 2013, cuando CCOO, UGT, USO y el PSOE recurrieron ante el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contracturales el anuncio de licitación del contrato de colaboración público privada de Valdecilla, publicado en el boletín oficial en abril. El tribunal rechazó todos los recursos, por falta de legitimación en el caso del PSOE, una falta de legitimación que acaba de ratificar ahora el TSJC.

La consejera ha dicho que el recurso del PSOE en el TSJC, después de que el tribunal administrativo hubiera "tumbado todos los argumentos de los sindicatos", y su petición de suspensión cautelar de las obras, demuestra que "la verdadera voluntad del PSOE era causar el mayor daño posible al proyecto para impedir que Valdecilla se termine".

Buruaga ha calificado de "exhaustiva y extraordinariamente trabajada" la sentencia del TSJC, que el Gobierno recibió este miércoles, según ha dicho, mientras que al PSOE todavía no le había sido notificada esta mañana.

La consejera ha dicho que el PSOE "ya no puede parapetarse por más tiempo en el interés público" porque "tan solo ha actuado en beneficio de intereses partidistas y de su ideario político". Al tiempo, ha opinado que "su obstinación por tumbar" el contrato de Valdecilla "se ha vuelto en su contra y mina su credibilidad". "Cada recurso y mentira se ha convertido en un paso en falso que, lejos de debilitar al Gobierno y a Valdecilla, les fortalece", ha añadido.

En este sentido, ha reiterado que el contrato de colaboración público privada de Valdecilla es "la única fórmula para terminar unas obras de la máxima urgencia y necesidad" y que en el PSOE "saben que la privatización es una farsa y que ha sido un procedimiento ejemplar, como así lo han corroborado los tribunales en los diferentes procedimientos judiciales.

En su opinión, la sentencia del TSJC "afianza el trabajo" que ha permitido sacar adelante el contrato de Valdecilla y "refuerza la solvencia técnica y jurídica del proceso".

Las obras avanzan en plazo

Tanto la consejera como el director del hospital han confirmado que las obras avanzan a buen ritmo y se están cumpliendo los plazos previstos. "Se ha empezado a poner la fachada, un hito importante que muchos esperaban ver", ha ensalzado Buruaga.

Pascual ha explicado que entre 330 y 350 operarios, de media, trabajan en la actualidad en las obras del hospital, donde ya se está avanzando intensamente en el interior, en labores de tabiquería, canalización, cableado, tuberías, etc.

El tiempo "ha acompañado", lo que ha permitido avanzar en el exterior, de forma que ya se han colocado todas las ventanas y cristales, y ya se puede trabajar en el interior sin problemas de inclemencias meteorológicas.

Según ha explicado, se están preparando los anclajes de la fachada del edificio de las Tres Torres, que será similar a la del Edificio 2 de Noviembre; se han concluido las torres sur de los nuevos ascensores y las pasarelas, se ha hecho la distribución horizontal, se están empezando a colocar los falsos techos y los ascensores internos, y se está "tirando" ya la canalización de voz y datos.

Las obras comenzaron en enero con un plazo de ejecución de 16 meses. Pascual ha señalado que las obras estarán finalizadas en mayo de 2015, en "plena campaña electoral" para las autonómicas y municipales, pero no se podrán inaugurar dado que la normativa prohíbe realizar actos oficiales de este tipo en los 45 días anteriores a los comicios.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.