"El mejor verano turístico de la historia". Así ha definido el presidente del Patronato de Turismo de la Costa del Sol, Elías Bendodo, el periodo comprendido entre junio y agosto, tres meses en los que en la provincia de Málaga se han superado los 5,42 millones de viajeros, un 4,4 por ciento más que el mismo periodo de 2013; y los 5.000 millones de euros de ingresos.

Bendodo, quien ha recalcado que el verano, turísticamente hablando, aún no ha concluido, ha destacado en rueda de prensa las pernoctaciones registradas, que por primera vez superan los 9,2 millones. De hecho, nunca antes se habían contabilizado más de 6,8 millones de estancias únicamente hoteleras.

El también máximo responsable de la Diputación, al igual que el vicepresidente del Patronato y máximo responsable de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), José Carlos Escribano, ha destacado que la temporada estival se va alargando, lo cual es una buena noticia para gestionar la estacionalidad, que sigue siendo el caballo de batalla.

Si antes el verano se reducía a julio y agosto, ya se incluye parte de mayo, junio, septiembre y también octubre, ha puntualizado Escribano, quien ha añadido que este mes de septiembre será también "de peso" para los datos turísticos de la Costa del Sol. El reto, ahora, es el invierno, algo que depende "mucho" de cómo esté la situación fuera de España y de que no haya problemas en mercados prioritarios y potenciales para el destino malagueño.

También se ha incidido en el aumento del empleo generado, que se ha elevado un 4,2 por ciento. "Nunca se habían superado los 90.000 puestos de trabajo directos de promedio diario", ha apuntado Bendodo. En este mismo sentido, el presidente de los hoteleros malagueños ha recordado que los últimos años han sido "duros" para el sector y ha incidido en lo que ha venido manteniendo: "mientras la recuperación no fuera sostenida en el tiempo no podríamos crear más empleo y ahora así ha sido".

"El compromiso social de la empresa turística es evidente", ha apuntado, añadiendo que el empleo actual "es el necesario para este momento". Sobre el invierno y el cierre de hoteles en la Costa del Sol, Escribano ha confiado en que la estacionalidad, "que es un lastre", vaya decreciendo.

Los datos del invierno pasado evidenciaron un considerable aumento de la misma, al pasar del 18 por ciento, "que era asumible y hasta cierto punto lógico"; al 35 por ciento de plazas cerradas en los alojamientos reglados del litoral malagueño. En este punto, Bendodo ha apostillado que los hoteles que no cierren sus puertas durante este periodo estarán exentos de pagar el Impuesto de Actividades Económicas (IAE).

El presidente del Patronato de Turismo de la Costa del Sol ha hecho hincapié en que estos meses veraniegos han sido los primeros en los que ha habido 300.000 personas alojadas en apartamentos reglados, con 1,9 millones de estancias generadas. También se han superado las 90.000 plazas hoteleras y las 175.000 regladas en todas las modalidades de alojamiento.

La estancia media se sitúa ahora en 9,4 días y el presupuesto de viaje asciende a 917,51 euros, frente a los 860 euros del verano anterior, lo que supone un incremento del 6,6 por ciento. El grado de ocupación se ha elevado y ha sido del 73,16 por ciento.

Todos estos datos ayudarán a alcanzar el objetivo de 10 millones de turistas en este año. Bendodo se ha mostrado convencido de alcanzar este hito, algo que, ha sostenido, no se lograría sin los empresarios: "ambos sectores, público y privado, tenemos que seguir yendo de la mano".

A juicio de Escribano, las cifras alcanzadas hasta el momento deben hacer ver mejor el futuro turístico de la Costa del Sol, "pero no podemos dormirnos en los laureles". "Llevamos más de 50 años liderando el turismo y tenemos que hacerlo con la colaboración público-privada, que no es tan directa en otros lugares como pueden ser Baleares o Canarias", ha apostillado.

El responsable de Aehcos en la provincia ha ensalzado "la capacidad de trabajo" de la industria turística malagueña y ha admitido que los últimos ocho años han sido complicados: "ha habido una lucha constante, hay pérdidas, hay dureza, pero tenemos que seguir".

Promoción en el último trimestre

El último trimestre de este año será fundamental para lograr esos 10 millones de visitantes; de ahí que el Patronato siga con la promoción del destino. Así, está prevista su participación en 65 acciones en 28 países, entre los que destacan Estados Unidos, Brasil, Argentina, India o Canadá; además de los europeos, con especial hincapié en los tradicionales: Reino Unido, Francia o países nórdicos.

Una de las principales será, como cada año, la World Travel Market de Londres (Reino Unido), que se celebra del 3 al 6 de noviembre; o la feria IMEX de Las Vegas, del 14 al 16 de octubre. A ello se añaden los viajes de familiarización de prensa, que superarán la quincena, y las iniciativas de marketing relacionadas con la expansión internacional de la marca Málaga-Costa del Sol.

De octubre a diciembre, el Patronato impulsará todos los segmentos de la oferta del destino, con acciones previstas en turismo cultural, idiomático, de cruceros, golf, lujo, interior y, sobre todo, de reuniones y congresos, que aglutina 16 iniciativas.

Consulta aquí más noticias de Málaga.