La Fiscalía pide una pena de un año y seis meses de prisión y multa de 180 euros para una mujer, acusada de un delito de robo con violencia en grado de tentativa y una falta de lesiones, tras supuestamente intentar robar junto con su hija, menor de edad, unas 15 bandejas de pollo de un supermercado de la capital. El juicio se prevé celebrar este jueves en el Juzgado de lo Penal número 2 de Córdoba.

Según señala el Ministerio Público en su escrito de conclusiones provisionales, al que ha tenido acceso Europa Press, sobre las 12:30 horas del día 30 de septiembre de 2013, la procesada, en compañía de su hija, respecto a la cual se siguen las correspondientes diligencias en la Sección de Menores de la Fiscalía, entró en un supermercado de la capital, "con la intención de hacer suyos cuantos productos pudiera sin abonar su importe".

De este modo, supuestamente se guardaron ambas en sus bolsos un total de 15 bandejas de pollo, por importe de 96,06 euros, y cuando pretendían abandonar el establecimiento, fueron descubiertas, emprendieron la huida, si bien fueron perseguidas por un empleado y el vigilante de seguridad.

Así, consiguieron sujetarlas y llevarlas al interior a la espera de la llegada de la Policía Nacional, y mientras tanto la acusada supuestamente propinó "un fuerte empujón" al empleado para "deshacerse de él y marcharse con los efectos", al tiempo que la menor trataba de pisotear los productos que portaba, debiendo de ser sujetada por el empleado a quien llegó a propinarle un mordisco en el brazo derecho.

Como consecuencia de las agresiones sufridas, el empleado necesitó asistencia médica. Por su parte, los productos descritos han quedado "inservibles" para la venta, y el representante legal del supermercado reclama por los hechos.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.