La Coordinadora Vecinal de Latina y las Asociaciones de Vecinos de Carabanchel Alto y Parque Eugenia de Montijo acogieron hoy con satisfacción la promesa del candidato socialista a la Presidencia, Rafael Simancas, de construir un hospital público de 300 camas en los terrenos de la antigua cárcel de Carabanchel, ya que supone "un cambio de actitud en consonancia con la reivindicación que los vecinos llevan manteniendo desde hace más de quince años".

Los vecinos señalan que seguirán manteniendo su reivindicación de destinar íntegramente el Hospital Gómez Ulla a la red sanitaria pública

No obstante, los vecinos señalan que seguirán manteniendo su reivindicación de destinar íntegramente el Hospital Gómez Ulla a la red sanitaria pública y que el 100% de los terrenos de la cárcel se dediquen a equipamientos sociales.

Centro de paz

Respecto a la promesa del candidato del PSOE al Ayuntamiento de Madrid, Miguel Sebastián, de ubicar además un centro para la paz, equipamientos sociales, vivienda protegida y un hotel, los vecinos subrayan que no han sido consultados previamente a este anuncio. 

Por ello, subrayan que reciben con satisfacción la intención de eliminar la vivienda libre que actualmente está prevista en los terrenos, pero recuerdan que sus peticiones consisten en equipamientos sociales para los vecinos de sus barrios, un espacio para la memoria histórica y lo que ha representado la cárcel de la Carabanchel durante la dictadura.

Además, rechazan la construcción de viviendas en una zona demasiado saturada de población, así como la construcción de equipamientos privados.

Asimismo, las entidades vecinales subrayan que continúan esperando ser convocadas por la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, que en el mes de enero prometió también "la construcción de un hospital sin especificar si sería público, ni si estaría capacitado para atender a la población de Latina y Carabanchel".