El grupo químico Ercros cerrará, en los próximos cuatro años, cuatro fábricas que se encuentran en Monzón (Huesca), Huelva, Silla y Catadau (Valencia), y reducirá su plantilla en 355 personas, lo que equivale al 16% del personal, según ha anunciado hoy el presidente de la compañía, Antoni Zabalza.

El coste previsto para asumir las inversiones en equipos y las indemnizaciones a los trabajadores que suponen estas medidas asciende a unos 123 millones, y el cierre de estos cuatro centros de producción se suma al de la planta de Sant Celoni (Barcelona) -anunciado el pasado mes de febrero-, que afectará a 54 empleados.

El plan de mejora de la eficiencia afectará a todas las plantas y sedes corporativas del grupo químico

Para financiar el cierre y desmantelamiento de las fábricas, y las indemnizaciones que cobrarán los afectados, se llevará a cabo en junio una ampliación de capital en Ercros dirigida al mercado por un importe efectivo de 144 millones.

Mejorar la eficiencia

Estas medidas se incluyen en un plan de mejora de la eficiencia de la compañía química que se desarrollará entre 2007 y 2010, y que supondrá también el cese de la producción de cuatro líneas de productos no estratégicos con el objetivo de especializarse en las fabricaciones más rentables y reducir costes en unos treinta millones de euros anuales para ganar en rentabilidad.

Ercros, que en la actualidad dispone de 19 plantas y emplea a 2.100 trabajadores, mantendrá y, en algunos casos, incrementará su actividad en los centros de Flix, Vilaseca, Tarragona, Tortosa (Tarragona), Cardona, Cerdanyola del Vallès (Barcelona), Palos (Huelva), Sabiñánigo (Huesca), Almussafes (Valencia), Aranjuez (Madrid), Cartagena (Murcia) y Recklinghausen (Alemania).

El plan de mejora de la eficiencia afectará a todas las plantas y sedes corporativas del grupo químico, pero sobre todo a la de Monzón (Huesca), que emplea a 125 personas y cerrará sus puertas en 2009 o 2010; y a las de Silla, Catadau y Huelva, que cuentan con 37 trabajadores.

Hay que negociar con los sindicatos

La negociación con los sindicatos todavía no se ha iniciado, pero el presidente de Ercros prevé alcanzar un acuerdo y contempla prejubilaciones, bajas incentivadas y algún traslado de personal a otros centros.

Unos 120 de los 355 afectados por el plan abandonarán este año el grupo químico, que carece de accionistas de referencia, ya que el grupo Torras controla cerca del 4% de su capital, Mesa Redonda -sociedad instrumental vinculada a antiguos directivos cercanos a Javier de la Rosa-, el 2%, y el resto cotiza libremente en el mercado.