Llegada a España del religioso infectado de ébola
Fotografía facilitada por el Ministerio de Defensa de la llegada del religioso y médico español Manuel García Viejo, infectado de ébola, a la base de Torrejón de Ardoz (Madrid), en un avión medicalizado desde Sierra Leona. MINISTERIO DE DEFENSA / EFE

El religioso Manuel García Viejo, el segundo español contagiado de ébola en África y que se encuentra ya hospitalizado en Madrid, no será tratado con el suero experimental ZMapp porque este medicamento está agotado en todo el mundo. Así lo han manifestado responsables sanitarios de la Comunidad de Madrid durante una rueda de prensa ofrecida este lunes.

Los médicos han asegurado que la situación de García Viejo es grave. El religioso, quien ingresó en el Hospital Carlos III a las 3.46 de la madrugada procedente de Sierra Leona, presenta una importante deshidratación y una afección hepatorrenal.

El religioso presenta una importante deshidratación y una afección hepatorrenalAnte la falta de ZMapp, los facultativos están estudiando la posibilidad de aplicar al enfermo otros tratamientos, como un suero de pacientes que ya han superado la enfermedad. Para ello están buscando un donante compatible. El director de del Centro de Alerta y Emergencias de Madrid, Fernando Simón, quien también ha comparecido este lunes ante los medios, ha explicado que la situación se complica porque la mayoría de los afectados se encuentran en África. Simón ha comentado que hay un paciente en Alemania pero se está analizando si es apto, dado que padece hepatitis B.

Simón se ha presentado ante la prensa junto a la directora de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, Mercedes Vinuesa, quien ha hablado de otro medicamente experimental: el TKM. Vinuesa ha explicado que Sanidad está en contacto con la agencia que lo desarrolla. De este medicamento sí habría disponibilidad pero hay que estudiar si se puede traer.

Eficacia no probada

La eficacia de estos medicamentos alternativos no está probada, pero los médicos de la Comunidad de Madrid han avanzado que en este tipo de casos la Organización Mundial de la Salud establece que su utilización es ética. Simón por su parte ha recordado que el índice de mortalidad del ébola es del 49%, por lo que uno de cada dos afectados sobrevive sin tomar nada. En este sentido ha indicado que hay pacientes a los que se les ha aplicado alguno de esos tratamientos y han sobrevivido, pero no se puede identificar que haya sido gracias al medicamento en cuestión.

La eficacia de los medicamentos alternativos no está probadaA la llegada de García Viejo al hospital se procedió a su monitorización y se le realizó una extracción de sangre para pruebas específicas del ébola, malaria y paludismo. Estas han sido transmitidas al laboratorio de alta seguridad del Instituto de Salud Carlos III, dependiente del Ministerio de Sanidad.

El misionero, con una patología del corazón previa, está siendo atendido por un equipo de cuatro o cinco médicos, tres supervisores, dos enfermeros, dos auxiliares médicos y un celador. Todos ellos llevan un traje especial de buzo, con fundas para el calzado, mascarilla especial y dobles guantes. Los responsables sanitarios madrileños han señalado que todos los miembros del equipo se han presentado de forma voluntaria y que incluso la cifra de voluntarios ha sido tal que han tenido que reducir el número para minimizar riesgos.

El paciente se encuentra en la planta sexta del hospital, que se halla sellada. En esta ocasión no se ha procedido a la evacuación del centro, como sí ocurrió durante el ingreso del hermano Miguel Pajares. Los médicos afirman que "no hay peligro" y que "no es necesario". "Se mantienen las hospitalizaciones y la asistencia a consultas externas", han agregado.

El operativo

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, ha detallado que el operativo ha sido el mismo que se siguió con Pajares. En cuanto al gasto que supondrá para la sanidad madrileña, Rodríguez ha apuntado que la Administración autonómica se hace cargo de la hospitalización y del tratamiento. "Es más barato que un trasplante o un tratamiento oncológico", ha dicho.

La directora de Salud Pública ha agregado en su intervención que los gastos de la repatriación desde Sierra Leona han corrido a cargo del Ministerio de Defensa. García Viejo fue trasladado hasta Madrid en un avión medicalizado del Ejército del Aire.

A preguntas de los periodistas, el consejero de Sanidad ha confirmado que, a pesar del aumento de este tipo de casos de ébola y el traslado de estos pacientes al Carlos III el proyecto de convertir este hospital en un centro de media estancia sigue su curso.

De hecho, ha indicado que el Hospital Gómez Ulla, propiedad del Ministerio de Defensa y que tiene un convenio con la Comunidad de Madrid, dispondrá dentro de un tiempo de doce habitaciones habilitadas para tratar  pacientes de estas características y provenientes de situaciones de catástrofes. Según ha apuntado Javier Rodríguez, esas habitaciones no están listas aún por un problema de motores, pero lo estarán en un breve plazo de tiempo.