Casi toda Valencia, a vista de pájaro
Puerto de Valencia. (Begoña Gómez).
Sube 150 metros y es un placer del que se puede disfrutar si uno no tiene  vértigo y paga 6 euros (niños, la mitad).