Los cordobeses podrán presentar cuantas propuestas consideren al avance del Plan Especial para la Conservación de la Sierra, aprobado ayer por la Gerencia. También podrán exigir que se anulen las medidas con las que no estén de acuerdo.

El Ayuntamiento, en aras de obtener un documento con una alta participación social, ha ampliado el plazo de alegaciones de uno a dos meses, a contar tras la publicación del plan en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP).

Una de las principales medidas de este plan es la  petición de una figura de protección más ambiciosa para el entorno del río Guadiato, una superficie de unas 7.000 hectáreas. Se sugiere que se proteja bajo la figura de parque natural, que es otorgada por la Junta de Andalucía.

Por otro lado, aunque el plan no entra a ordenar ni recalificar el suelo de las parcelas de la sierra y núcleos residenciales, sí exige medidas más contudentes contra los vertidos y las medidas contra incendios.