Mohamed el Idrissi, encarcelado en Córdoba, ha mantenido relaciones con varios de los procesados. En 2001, ayudó económicamente al procesado Mohamed Larbi Ben Selam.

Sin embargo, El Idrissi niega su declaración anterior ante la policía —hasta la desesperación de los asistentes en la Sala— en la que dijo "Larbi Ben Selam me propuso ir a Irak y montar el taxi para viajar a Francia".

"Yo soy inocente, eso es cosa de la policía", asegura El Idrissi, quien también habría ayudado a Mohamed Alfallah, muerto en Irak.   

Sigue el juicio del 11-M en el especial de 20minutos.es