Rubén Iglesias conocía a José Emilio Suárez Trashorras, presunto líder de la trama asturiana de explosivos.

De hecho, era su proveedor de hachís, y estaba muy pendiente de la subida de unas personas de Madrid a Asturias con droga, "porque quería comprar algo".

Sigue el juicio del 11-M en el especial de 20minutos.es