Los trabajadores de los siete centros de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) de la provincia de Pontevedra volvieron ayer a realizar un paro. En la estación de Peinador quedaron sin revisar 129 vehículos, en las tres horas en las que se paralizó la actividad y en toda la provincia fueron 2.400 los vehículos afectados. Según la dirección del centro vigués, el seguimiento de la huelga fue de un 65%.

Mañana y el viernes se repetirán las protestas. Mañana se dejará de trabajar durante ocho horas, mientras que el viernes habrá un paro total. Asimismo, los sábados las siete ITV de la provincia cerrarán a las 13.00 horas, con lo que no habrá actividad durante la tarde.

Precisamente es la jornada vespertina del sábado la que ha originado estas protestas. Los sindicatos aseguran que ésta se impuso «por la fuerza» hace cuatro años y la plantilla –formada por 110 trabajadores en la provincia– no está dispuesta a seguir acatando.

Mejor pedir cita

Según los responsables de Acción Sindical y Negociación Colectiva de la Federación del Metal de la CIG, conseguir una cita para la revisión de un vehículo en una ITV de la provincia supone una espera de diez días, cuando lo más habitual es obtenerla en dos.
Para quienes necesiten llevar su vehículo a revisión estos días, se recomienda pedir vez previamente  en el teléfono 902 309 000.