A la celebración, en el Baix Empordà, acudió un grupo reducido de familiares y amigos. Ella vestía de Rosa Clarà y él, de Armani.