BIO Zaragoza, 27 años. Estudió danza y teatro. En su mesilla de noche siempre están El Principito y Mujeres que corren con los lobos.

Está relajada en casa tomando un café y leyendo un poco. Es la auténtica protagonista del capítulo de hoy de Los Serrano (Tele 5; 22.00 horas), Ese olor tan característico.

Menudo lío le espera hoy en la serie...

(Risas) Ya ves.

¿Cómo ha podido quedarse embarazada?

No es tan difícil (risas).

¿Sabe quién es el padre?

¡Por Dios! Claro que sí.

Ella está con Manu (Pablo Galán), pero no está muy segura de su amor hacia él.

Pero es que saber si quiere o no a Manu es más complejo que saber de quién está embarazada (carcajada).

Es que es demasiado guapo para dejarlo...

(Risas) Exacto. Bueno, Raúl (Alejo Sauras) también es maravilloso.

¿Cambiará este supuesto embarazo el camino de África, su personaje?

Sí. La vida de África dará un giro, no tanto por el embarazo, sino por las cosas que va a descubrir.

Vamos, que al final el embarazo es otro malentendido...

(Risas) No puedo contarlo.

Me da pena Lucía (Belén Rueda). Se ha muerto hace dos días y ya no se acuerdan de ella.

Yo creo que los guionistas lo han hecho de maravilla. El tránsito ha sido muy natural y bien llevado.

¿Mantiene el trato con los ex compañeros?

Con algunos más y con otros menos. Por ejemplo, con María Bonet hablo cada día.

Usted iba para bailarina...

Hasta que tuve un problema en un pie y lo dejé por el arte dramático.

En Wikipedia lo ponen como un trauma en su vida.

(Risas) De trauma, nada; fue una bendición. Me vi obligada a dejar trece años de danza y a dedicarme a esto, que también me encanta.

Ahora se ha enfrascado en una película.

Sí, hago de pinche de cocina de Javier Cámara y trabajo con Fernando Tejero y con Lola Dueñas. Nos dirige Nacho García Velilla.


Enlaces