Antonio Díaz, un vecino de la familia gitana que el domingo fue tiroteada en el distrito de Puente de Vallecas, relató ayer, después de hablar con el padre de uno de los niños heridos, que los agresores eran "familiares" de las víctimas y "habían venido de Vicálvaro".

En total, seis miembros de la familia fueron heridos de carácter leve después de ser disparados desde un coche con una escopeta de perdigones, según Emergencias Madrid.