Estado Islámico
Militantes de Estado Islámico apuntan a un grupo de soldados iraquíes capturados en una base de Tikrit. GTRES

Estados Unidos y los otros diez países de Oriente Medio participantes en la cumbre de Yeda para coordinar la lucha contra el yihadista Estado Islámico (EI) acordaron una estrategia global para enfrentarse al terrorismo no solo en Irak y Siria, sino en todos los lugares donde esté presente.

Turquía teme que el EI ejecute a los 49 diplomáticos de su país y sus familiasEn una rueda de prensa junto al secretario de Estado de EE UU, John Kerry, el ministro saudí de Asuntos Exteriores, Saud al Faisal, señaló que la estrategia no solo incluye soluciones militares, sino también de seguridad, políticas, económicas, de inteligencia y de lucha contra las ideologías extremistas.

El documento final fue firmado por Kerry y los ministros de Exteriores de Arabia Saudí, Kuwait, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Baréin, Omán, Catar, Jordania, Egipto, Irak y el Líbano. Sin embargo, el ministro turco, Mevlüt Çavusoglu, no rubricó el acuerdo, aunque sí estuvo presente en las conversaciones. Según el diario saudí Al Iqtisadiya, Turquía teme que el EI ejecute a los 49 diplomáticos de su país y sus familias, secuestrados por los yihadistas en la ciudad iraquí de Mosul desde el pasado junio.

Por su parte, Kerry aseguró que próximamente se reunirá con otros líderes y jefes de Estado con el objetivo de ampliar esta coalición. Además, defendió la legitimidad de la operación, ya que "fue el Gobierno iraquí quien pidió la ayuda de EE UU y sus vecinos". "De acuerdo con el derecho internacional, cuando un país sufre una invasión y pide ayuda, nosotros tenemos todo el derecho de responder a este llamamiento", añadió.

Además, Kerry insistió en que EE UU no emprenderá una intervención terrestre sino que esta estrategia se basa en un apoyo al Ejército iraquí y la oposición siria para que se enfrenten al Estado Islámico. "Es necesario mejorar el entrenamiento de estas dos partes, y con eso será suficiente para cumplir con la misión", señaló.

El secretario de Estado destacó que "lo que está haciendo el EI no tiene nada que ver con el islam y estas prácticas son un intento de perjudicar a esta religión". Por su parte, Al Faisal agregó que durante la cumbre de hoy se establecieron los planes, las políticas y la distribución de las responsabilidades de esta estrategia. Alertó también sobre el riesgo que puede suponer ignorar al EI y que ello pueda "causar su propagación en Estados Unidos y Europa en los próximos meses".

Los participantes elogiaron el discurso del presidente estadounidense, Barack Obama, sobre una lucha contra el terrorismo basada en cercar a los terroristas estén donde estén.