Monago
El presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago. EFE

El presidente extremeño, José Antonio Monago, ha anunciado este domingo, en su discurso institucional del día de la región, una "ayuda permanente" de 300 euros anuales para las mujeres que vivieron la guerra civil y la posguerra, que ha justificado en una cuestión de dignidad, de justicia y de "memoria histórica".

La ayuda se abonará de forma directa o mediante deducción y beneficiará a las 35.000 extremeñas que hoy tienen más de 75 años, según ha concretado.

Monago ha asegurado la noche de este domingo, ante las más de 2.000 personas reunidas en el Teatro Romano de Mérida, que no es una "medida simbólica", ya que se trata de reconocer que con su esfuerzo y sacrificio hicieron posible la democracia y la Extremadura de hoy.

En una época en la que "todas las puertas de las mujeres estaban por abrir", la gran mayoría de ellas no pudieron cotizar, ha apuntado, y su "inversión" fue la familia, a la que siguen apoyando ahora muchas de ellas con la mitad de su pensión, aquellas que ya han perdido a su marido.

Su inversión fue la familia, a la que siguen apoyando ahora muchas de ellas con la mitad de su pensión, aquellas que ya han perdido a su maridoEn su discurso de hace un año anunció que los extremeños que perciben pensiones no contributivas cobraría cada enero una paga "complementaria" de 200 euros del Gobierno regional.

Apoyo a la reforma electoral, también en autonomías

En materia política, ha subrayado que está de acuerdo con que el alcalde y los presidentes autonómicos sean los más votados, pero ha abogado por hablar también de los que tienen menos apoyos y no tienen voz.

La peor regeneración democrática "es la que se hace a medias", ha advertido, por ello propondrá en la Asamblea de Extremadura que haya listas abiertas, que el presidente autonómico sea el más votado por los extremeños y la bajada del umbral de representatividad al 3%.

"Habrá voces que digan que no es el momento. ¿Y cuándo es el momento?", ha planteado.

En la reciente comisión parlamentaria de estudio para la reforma electoral regional, los cuatro grupos parlamentarios sólo han coincidido en rebajar el umbral para acceder al Parlamento.

Por otro lado, ha dado las "gracias" a IU (cuya abstención facilitó su investidura como presidente) porque nunca le han hecho sentirse en "minoría absoluta" y porque ni ellos ni los extremeños deben olvidar que "vosotros pudisteis antes que otros. No dijimos podemos, dijimos lo hacemos".

"Algún día la historia de España reflejará lo que hemos vivido aquí en Extremadura y lo que un pueblo puede ser capaz de hacer en estos casos: ponerse de acuerdo incluso aunque pareciera imposible", ha enfatizado el presidente extremeño, que ha negado que sea un "barón rojo".

Consulta aquí más noticias de Badajoz.