La Junta Promotora de los Reconocimientos al 'Personaje Silencioso Villa de Bilbao' ha reconocido la labor solidaria que los artistas del Gran Circo Mundial vienen desarrollando desde hace años con sus visitas a los niños ingresados en el Hospital de Basurto y a los ancianos residentes en la Casa de Misericordia.

Para ello, les ha hecho entrega este domingo de una placa en la que se dice "lamentar que no haya una Bilbao Aste Nagusia cada mes, para que los niños hospitalizados y los ancianos residentes puedan disfrutar más a menudo de la alegría del Circo".

La Promotora de los Reconocimientos al 'Personaje Silencioso Villa de Bilbao' es responsable de la campaña 'Invita a desayunar a un niño', que durante los pasados meses de verano, y gracias a la "generosidad de los bilbaínos", ha conseguido reunir más de 8.000 kilos de alimentos básicos (por un coste de 11.364 euros) destinados al Comedor Social de los Franciscanos de Iralabarri.

Marino Montero, portavoz de la Promotora de los Reconocimientos al 'Personaje Silencioso Villa de Bilbao', ha hecho entrega de la placa conmemorativa a José María González Villa, 'alma mater' del Gran Circo Mundial, en presencia de la representación de artistas del mismo que actuaron en la Casa de Misericordia.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.