Carabinero italiano
Una imagen de archivo de un carabinero italiano. ARCHIVO

La muerte de Davide Bifolco, un joven de 17 años que recibió el disparo de un carabinero (policía militar)m tras no detener la motocicleta en la que viajaba con otros dos amigos en un control policial de un barrio periférico de Nápoles (sur de Italia), ha provocado una fuerte reacción de los vecinos de la zona.

El suceso tuvo lugar la pasada noche, cuando Bifolco no detuvo su vehículo biplaza en el que viajaba junto con otros dos amigos ante un control de policía en el barrio de Traiano.

El suceso tuvo luegar en el barrio de Traiano

Este hecho hizo que los dos agentes del control emprendieran una persecución a la moto que, tras una fallida maniobra del piloto, acabó estrellándose contra un vehículo policial.

Uno de los tres jóvenes emprendió la fuga a pie y fue perseguido sin éxito por uno de los dos agentes.

El otro agente llegó a la zona en la que Bifolco y su amigo permanecían tendidos en el suelo, apuntándoles con su pistola que finalmente se disparó, hiriendo mortalmente al joven.

Esta es la primera reconstrucción de los hechos llevada a cabo por el cuerpo de Carabineros, que señala además que el arma del agente se disparó "accidentalmente".

El muchacho fue rápidamente trasladado al hospital napolitano de San Paolo, al que llegó sin vida.

El barrio sale a la calle a protestar

Este suceso ha desencadenado la furibunda reacción de cientos de vecinos del barrio napolitano, que han salido a las calles protagonizando momentos de tensión, como cuando un grupo de personas asaltaron un total de seis vehículos policiales, incendiando y destruyendo por completo uno de ellos.

Los medios de comunicación recogieron las declaraciones de algunos familiares del joven, como su hermano Tommaso, quien dice no admitir excusas y habla de "asesinato".

Un grupo de personas asaltaron un total de seis vehículos policiales, incendiando y destruyendo por completo uno de ellos

"Davide solo estaba dando una vuelta por el barrio con la moto (...) Aquí muertos vemos muchos pero esta noche un barrio al completo ha salido a la calle a manifestarse ¿Sabéis por qué? Porque no ha sido asesinado un camorrista sino un chaval inocente", aseveró el hermano.

Además explicó que Davide era "un chico de oro" y subrayó que no detuvo su moto por temor a una sanción, ya que el vehículo no era suyo, carecía de seguro y además él no contaba con el carné de conducir.

El carabinero que realizó el disparo, de 22 años, está siendo investigado actualmente por homicidio involuntario y ya ha respondido a las preguntas de la fiscal Manuela Persico.

Respecto a los otros dos ocupantes del vehículo, el que consiguió huir ya ha sido identificado: se trata de un joven prófugo desde el pasado febrero, cuando violó el arresto domiciliario en el que permanecía por un delito de daños contra el patrimonio.

El otro ocupante, Salvatore Triunfo, de 18 años y con antecedentes por el mismo delito que el otro joven, permanece recluido en las dependencias del cuerpo de Carabineros de Nápoles.