El presidente de la Junta General del Principado, Pedro Sanjurjo, ve en el tramo final de la legislatura que dio comienzo esta semana "nuevas oportunidades" para aportar desde la Cámara autonómica soluciones a la ciudadanía.

De este modo, durante su discurso de cierre del Pleno Institucional con motivo del Día de Asturias, el presidente del parlamento autonómico ha reiterado su apuesta por el diálogo y la negociación entre los grupos parlamentarios que componen un hemiciclo "constituido por una plural representación de corrientes de opinión" con el objetivo de "alcanzar acuerdos que aporten soluciones a los problemas económicos y sociales" de la comunidad.

"No podemos caer en la tentación de pensar que un determinado indicador o una mejor posición en la situación global de las regiones o de los estados nos liberará de nuestros problemas económicos y estructurales", ha comentado, añadiendo que "es cierto que nuestra economía ofrece algunos síntomas de mejora, pero no podemos perder la perspectiva de una puerta de salida para todos".

Además de hacer balance de la actividad parlamentaria realizada y de las previsiones de "intensa actividad" para los próximos meses, Pedro Sanjurjo también ha hecho hincapié en que la festividad del Día de Asturias, que se celebra el lunes 8 de septiembre, supone "una jornada de esperanza y renovación". "Se aúnan el cariño y el respeto por nuestra tierra con el mensaje de solidaridad del pueblo asturiano, especialmente, con aquellos que sufren las consecuencias de una crisis que amenaza con enquistarse como mal endémico de nuestra sociedad", ha dicho.

Igualmente, el presidente de la Junta General ha recordado la compleja situación en la que se sitúa Asturias por el envejecimiento de la población, afirmando que no se debe descartar "ninguna propuesta que contribuya a romper esa tendencia", incluidas las que faciliten el regreso a quienes están fuera de la comunidad o permitan atraer nueva población.

"Todo esto exige, antes que nada, mantener la universalidad en la prestación de servicio esenciales, es decir, solidaridad e igualdad de oportunidades; y, también, posibilidad real de conciliar la vida laboral y familiar", ha defendido.

Asimismo, Pedro Sanjurjo ha incidido en la solidaridad y ha puesto en valor los méritos de los galardonados este año con las Medallas de Asturias: el padre Ángel, por su labor humanitaria al frente de Mensajeros de la Paz; a María Ángeles Gil, por su meritorio trabajo en el campo de la investigación y la docencia; y a Emilio Serrano Quesada, por su dilatada trayectoria empresarial y su activa contribución a la difusión de la riqueza agroalimentaria asturiana.

Del mismo modo, ha elogiado a Tomás Casado, premiado por su larga vida laboral en el desarrollo de proyectos que han contribuido a la creación de miles de empleos en esta Comunidad Autónoma; a la Fundación Sanatorio Adaro, en el año de su centenario, por su largo compromiso social con Asturias en la hospitalización y atención geriátrica; y a José Ramón Badiola, como referente nacional e internacional en la innovación y gestión ganadera.

También ha resaltado el homenaje póstumo que supone el galardón a Manuel Fernández 'Lito', por su trayectoria sindical en la defensa de los intereses de Asturias y de los trabajadores de nuestra tierra.

Finalmente, el presidente del parlamento autonómico ha querido recordar a los casi cien mil asturianos que se encuentran fuera de Asturias. "Debemos mantenerles presentes en nuestra tarea, porque son parte esencial de nuestro espíritu de lucha y solidaridad. Este saludo y recuerdo, para todos y cada uno, quiere ser también de homenaje a los Centros Asturianos extendidos por el mundo, que son nuestra mejor referencia y carta de presentación allí donde se encuentran", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Asturias.