El director general de Comercio y Consumo del Gobierno de Canarias, Gustavo Matos, informó este viernes de que inspectores de su departamento, en colaboración con la Guardia Civil, han retirado del mercado en Lanzarote un total de 3.500 punteros láser catalogados como peligrosos para la salud de las personas y que pueden dañar también bienes materiales.

En un comunicado, Matos destacó que con esta actuación se evita así que lleguen al consumidor y recordó que ya el pasado mes de mayo se retiraron otros 2.400 punteros en Gran Canaria en coordinación con la Policía Local.

Aquí, añadió que los punteros láser retirados pertenecen a las denominadas categorías 3 y 3A, que por su alto alcance y potencia pueden lesionar a personas y dañar bienes, lo cual da más importancia aún a esta actuación.

Asimismo, aseguró que su departamento da prioridad a las actuaciones para retirar de la comercialización artículos que puedan suponer un riesgo para la salud, como demuestran las campañas de inspección de juguetes, artículos de baño para menores o maquillajes defectuosos.

Por último, afirmó que se van a seguir realizando campañas inspectoras en toda la Comunidad Autónoma para garantizar la seguridad de los consumidores, pero también para verificar que los productos que se ponen a la venta cumplen con los requisitos de calidad, etiquetado e información que les exige la legislación vigente.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.