Un grupo de enfermeras del Hospital de Manacor, mediante la Comisión de Investigación de Enfermería, ha creado un grupo específico para estudiar la punción vascular asistida por medio de ecografías (ultrasonido), es decir, para encontrar lo que se denomina "vías venosas difíciles" en determinados pacientes.

Según los miembros de este grupo de investigación, que se reúne periódicamente, la canalización de vías venosas es una técnica muy frecuente en la práctica clínica, que resulta imprescindible para aplicar una gran variedad de tratamientos de problemas de salud o para el diagnóstico de enfermedades, tal y como ha señalado el Servei de Salut de Baleares (Ib-Salut) en un comunicado.

Desde el organismo público precisan que, en algunas ocasiones, los profesionales encuentran dificultades para canalizar una vía venosa debido a circunstancias del paciente o a situaciones relacionadas con la enfermedad que padece, una situación a la que se denomina 'vía venosa difícil'.

"Hacer frente a una vía venosa difícil puede ser un reto para el profesional y para el paciente, ya que en algunas ocasiones la aplicación de un tratamiento o el diagnóstico de una enfermedad dependen de la colocación de este dispositivo venoso", explica el Ib-Salut.

Se trata de una preocupación que ha llevado a un grupo de enfermeras de la Unidad de Urgencias del Hospital a buscar soluciones para mejorar la calidad de la atención a personas con vía venosa difícil o en situaciones puntuales en que se presenten dificultades en la canalización de esta vía.

El grupo, llamado Ecoguia, se propone adquirir formación y profundizar en el uso de la técnica del ultrasonido para mejorar la canalización venosa a las personas que requieren cuidados especializados en el Hospital. Se trata de un proyecto preliminar, con el que se pretende reducir el dolor y la necesidad de múltiples punciones a personas atendidas en Urgencias.