La organización agraria Jóvenes Agricultores y Ganaderos de Catalunya (JARC) ha pedido este viernes que se declare de forma urgente como zona catastrófica las poblaciones de Lleida afectadas la madrugada de este viernes por una violenta tormenta de viento y piedra que ha dejado un paisaje desolador de árboles caídos, tejados arrancados, almacenes derrumbados, redes antigranizo tumbadas y ha dañado cosechas.

La tormenta ha comenzado hacia las dos de la madrugada, acompañada de mucho viento fuerte, descargas eléctricas y, en algunos casos fuerte granizo, y según las primeras noticias ha afectado gravemente el Segrià Norte, el Pla d'Urgell y Les Garrigues, con daños especialmente importantes en Alguaire y Albesa.

Por su parte, el presidente de la Diputación de Lleida, Joan Reñé, ha contactado con alcaldes de los municipios afectados por la fuerte tormenta.

En declaraciones a los medios de comunicación, Reñé ha afirmado que ha sido una tormenta fuerte, con mucho viento y acompañada en algunos casos de granizo.

"En estos momentos todavía se está valorando la repercusión que ha podido tener la piedra", ha indicado el presidente de la Diputación de Lleida.

Consulta aquí más noticias de Lleida.