Rajoy
Rajoy, ayer en O Carballiño (Rosa Veiga / EFE) Rosa Veiga / EFE

Rajoy clausuró hoy un acto público con apoderados e interventores madrileños que el PP celebró en el Polideportivo de Vicálvaro en Madrid ante unas 3.500 personas, en el que también intervinieron la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el alcalde de la ciudad, Alberto Ruiz Gallardón.

No se qué piensa el presidente del Gobierno del terrorismo islamista

"No se qué piensa el presidente del Gobierno del terrorismo islamista. Para eso no sirve la Alianza de Civilizaciones", subrayó el presidente de los populares.

Por ello resaltó la importancia de tomarse este asunto "en serio" porque "es un problema serio" y porque "nuestros aliados y los gobiernos amigos se lo toman en serio".

Rajoy apostó por reforzar la seguridad en España y en el mundo, así como en Ceuta y Melilla, y por incrementar la cooperación con los países socios y aliados, "los que tienen que serlo, las democracias europeas, que defienden las libertades, los derechos individuales y la justicia social".

Así, consideró que hay que tomar iniciativas en Europa como hicieron los gobiernos del PP.

"Necesitamos un espacio europeo de seguridad, justicia y libertad, que de prioridad a la lucha contra el terrorismo, contra la inmigración ilegal y contra las mafias que trafican con personas", agregó.

"Hay que tener una política exterior como Dios manda y con el terrorismo, debilidad ninguna, miedo ninguno, porque el terrorista percibe quién tiene debilidad y miedo, y percibe quién va a defender la ley, el Estado de Derecho, la justicia, la vida, los derechos y las libertades", añadió Mariano Rajoy.

Para eso no sirve la Alianza de Civilizaciones

"Vienen tiempos mejores, porque en Europa habrá gobiernos mejores", dijo el líder del PP, antes de hacer referencia a una entrevista que publica hoy "La Razón" con el candidato de la UMP a la Presidencia de Francia, Nicolás Sarkozy.

En esa entrevista, afirmó Rajoy, el candidato francés dice que "no se puede canjear impunidad por tranquilidad ni justicia por paz". "No se puede", reiteró el dirigente popular.

"Las sociedades no pueden rendirse ante nadie", concluyó.