Agatha Christie
Agatha Christie ARCHIVO

Lo hizo Benjamin Black con el gigante de la novela negra, Chandler y su detective Marlowe, tras la petición de sus herederos en La rubia de ojos negros (Alfaguara) y ahora es la poeta y novelista Sophie Hannah (Manchester, 1971) quien repite operación (devolver a la vida a un mítico detective) con otra de las figuras más importantes del género policiaco: la británica Agatha Mary Clarissa Mille, más conocida por su firma literaria: Agatha Christie (1890-1976).

Hércules Poirot, asesinado por la autora poco antes de morir ella en enero de 1976 tras protagonizar 33 novelas y varios relatos, vuelve a la acción en Los crímenes del monograma (Espasa), ubicada en el Londres de 1929.

De la A a la Z: la escritora criminal con las manos más limpias

Se casó dos veces: la primera con Archibald Christie, quien le gue infiel y de quien se divorció en1928 Agatha. Así se titula la película sobre el episodio más extraño en la vida de la Dama del Crimen: su desaparición durante once días y posterior encuentro en un hotel en el que se hallaba con el nombre de la amante de su aún marido. En el papel de la escritora: Vanessa Redgrave; en el de su primer marido: Timothy Dalton; en el del periodista que investiga el asunto: Dustin Hoffman.

Bigote. Es una de las características físicas más definitorias de su detective, junto a Marple, más famoso: Poirot. "Su bigote era muy tieso y militar. Incluso si toda su cara estuviera cubierta, las puntas del bigote y la nariz rosada serían visibles" decía su compañero de andanzas, su Watson particular, el capitán Hastings. Su cara con forma de huevo es otro de los rasgos fisicos que más lo definen. 

Cónyuges. Se casó dos veces la autora de la célebre Diez negritos: la primera con Archibald Christie, en 1914, de quien se divorció en1928 y con quien vivió una tortuosa relación (él le era infiel, y tras separarse se casó con su amante). La segunda fue con el arqueólogo Max Mallowan en 1930.

Depresión. Antes de divorciarse, en 1926, atravesó una larga depresión que la llevó a desaparecer cual personaje de ficción.  Su coche apareció abandonado cerca de la carretera y no se supo nada de ella hasta once días después cuando se la encontró en un hotel registrada con el nombre de una amante de su marido.

Enfermera. Durante la Primera Guerra Mundial fue enfermera voluntaria, lo que no impidió que se estrenara como escritora con la novela El misterioso caso de Styles (1920). Además de ser su primera novela era la primera vez que salía Hercules Poirot. Fue rechazada por varias editoriales antes de lograr el sí. Nadie imaginaba que la futura autora de obras tan populares como Diez negritos se convertiría en la Primera Dama del Crimen.

Final. Tuvo que modificar el final de su primera novela a petición de la editorial que finalmente se la publicó. No se negó a tal petición la autora (ya que de otro modo no la editarían) y cambió el desenlace.

Guiness.  Aparece la autora en el Libro de Record Guiness con sus cuatro millones de novelas vendidas, traducidas a más de cien idiomas. La Biblia y Shakespeare son los únicos que pueden competir con quien fue la primera Dama del Crimen.

Atravesó una larga depresión que la llevó a desaparecer durante 11 días Herederos. Los descendientes de la escritora han sido los principales valedores de esta resurrección de Hércules. Solo tuvo una hija la escritora, Rosalind, fruto de su primer matrimonio.

Infarto. Así acabó la autora con su personaje en la última obra de Poirot, publicada en diciembre de 1975: con un infarto. En enero de 1976 fallecía ella.

Japp. Aparece el inspector Japp con Poirot en el primer libro de la escritora. Su papel: un gran amigo de Poirot desde los tiempos en que trabajaba para la policía belga y Japp para Scotland Yard.

Los crímenes del monograma. Es el título de la obra que resucita a Poirot y que sale a la venta el 9 de septiembre en 30 lenguas y 50 países. La apuesta es potente y es que, en palabras de la editora en España, Berta Noy, "el resultado supera todas mis expectativas. Los crímenes del monograma es una novela estupenda, un puzle perfecto al más puro estilo Agatha Christie que se devora con intriga y pasión".

Marple. Es el otro gran personaje de Christie es la 'cotilla' Marple, capaz de resolver lo que la policía no logra. Aparece por primera vez en Muerte en la vicaría (1930). Esta solterona inglesa fue el otro gran acierto de Agatha Christie, protagonista de Un cadáver en la biblioteca, El truco de los espejos, Un puñado de centeno, El tren de las 4.50, El espejo se rajó de lado a lado, Misterio en el Caribe, En el hotel Bertram, Némesis y Un crimen dormido. Las actrices Margaret Rutherford y Joan Hickson han dado vida a Jane Marple en las muchas series de televisión que han adaptado al personaje.

Nuevo personaje. El policía Edward Catchpool es 'el nuevo' en esta vuelta a la acción de Poirot. Cuando se decidió Hanahh a aceptar el encargo, introdujo a este personaje: "Él es el narrador y nunca antes ha narrado una de las novelas de Agatha Christie. Y eso era para mí una razón orgánica y justificable por la que el libro no iba estar escrito al estilo de Christie. Desde el punto de vista de la creatividad ha sido el reto más estimulante que he tenido nunca", asegura la segunda madre de Poirot.

Orient Express. Separada ya de su primer marido y con su única hija, Rosalind, interna en un colegio, Agatha viajó sola a Bagdad en el Orient Express, una hazaña muy insusual en una mujer en aquella época. Este viaje y por supuesto el tren le sirvió a la autora de fuente de inspiración para una de sus novelas más famosas: Asesinato en el Orient Express. Fue además en este viaje en el que conoció al que sería su segundo marido.

Tuvo que modificar el final de su primera novela a petición de la editorial Poirot. La meticulosidad es uno de los rasgos que más definen al expolicía belga Hércules Poirot junto a su inteligencia. Así habla de él  Hannah: "hombre superlisto que triunfa allí donde otros se estrellarían". El asesinato de Roger Ackroyd, Asesinato en el Orient Express, Muerte en el Nilo, La muerte visita al dentista, Tres ratones ciegos, Cinco cerditos, La señora McGinty ha muerto y Telón son algunas de las muchas historias que protagonizó el detective.

Quién. Esta es la fórmula magistral: ¿quién fue el asesino? Un quién es quién con el que generaciones y generaciones se han iniciado en la literatura.

Resurrección. Dada la imposibilidad de resucitar a Poirot, ya que había muerto de un infarto, Sophie Hannah ha situado la historia en el Londres de 1929, que fue un momento en el que no se publicaron entregas de Christie del expolicía.

Sophie. La única escritora que se ha atrevido a llevar a cabo la imponente tarea de dar vida a un detective como Poirot ha sido Sophie Hannah, escritora nacida en Manchester en 1971, que a los 24 años publicó su primer libro de poemas y su primera novela en 2006, momento desde el que su fuerte han sido las novelas psicológicas de crímenes. Juzgaba imposible escribie nueva entrega de Poirot, pero su agente pensó de modo diferente. "Y se daba la extraña coincidencia de que desde hacía como dos o tres años tenía en mi cabeza una idea de lo que siempre pensé que era una típica trama de Agatha Christie que no conseguía encajar en uno de mis thrillers psicológicos contemporáneos porque no era una idea contemporánea, sino una idea muy adecuada para la edad de oro del misterio", cuenta la autora.

Teatro. Fue importante su éxito en sus incursiones en el teatro con obras como la famosa La ratonera (sigue representándose en la actualidad) o Testigo de cargo. Cine no escribió la prolífica autora pero el cine sí aprovechó algunas de sus historias, como Asesinato en el Oriente Express, Muerte en el Nilo, Diez negritos o Muerte bajo el sol.

Últimas. La novela en la que apareció por última vez Poirot fue Telón (1975) mientras que la última de Miss Marple fue Un crimen dormido (1976).

Violencia. Aunque la violencia, incluso extrema, sea casi un personaje más en la novela negra actual (salvo excepciones como las obras de Benjamin Black), no era así en las de Christie y tampoco lo es en la nueva entrega. Sophie lo tiene claro: "La gente no quiere siempre violencia y manos y pies semienterrados aquí y allá".

Agatha viajó sola a Bagdad en el Orient ExpressWestmacott. Es el seudónimo, Mary Westmacott, con el que publicó seis novelas que nada tenían que ver con el género que le dio la fama. Se trataban de novelas rosas (Un amor sin nombre, Una hija es una hija, La carga...) que a la autora le aliviaba escribir, ya que al hacerlo no contaba con la presión del alcance que había tomado su firma real. Con ese nombre también firmó 14 historias cortas. Le proporcionaba a la autora un gran alivio escribir sin la presión de su verdadero nombre.

X. El sexo no es, igual que la violencia, parte de sus obras, a diferencia de lo más puramente negro actual en el que ambos son parte casi indispensable del género.

Zigurat. Dado su interés por la arqueología, motivado por su segundo marido, no dudó en ambientar algunas de sus novelas en Mesopotamia (Asesinato en Mesopotamia), y el zigurat, en concreto, le fascinaba. Así, cuando la invitaron a visitar el yacimiento de Ur no lo dudó. Quedó prendada del desierto y del gran zigurat.