Bomberos del 112 del Parque de Valdáliga han sofocado esta tarde un incendio en un bajo comercial en Cabezón de la Sal, labores de extinción que, por precaución, han obligado a evacuar a los vecinos que estaban en las viviendas del portal más próximo, aunque todos han vuelto ya a sus casas.

El fuego se ha registrado en una tienda de productos congelados, ubicada en la calle Matilde de la Torre, y que permanecía cerrada en el momento en que se ha producido.

Se ha originado en la parte trasera del local, donde se ubica el cuadro eléctrico. Esta zona ha quedado totalmente calcinada, mientras que en el resto de la tienda se han producido daños por el cuantioso humo que cegaba la estancia.

De hecho, la alarma del incendio la dio el abundante humo que salía por las rejillas de ventilación del negocio, ha informado el Servicio de Protección Civil del Gobierno de Cantabria, que ha destacado que el pronto aviso ha facilitado la inmediata puesta en marcha de la cadena de emergencias.

Esta acción, junto con la rápida actuación de todos los efectivos, ha evitado que los daños causados por el fuego hayan sido mayores. Así, no ha habido que lamentar ningún herido, ni pérdidas materiales en locales o viviendas periféricas.

Tampoco en los coches aparcados en las inmediaciones, ya que efectivos de la Policía Local y la Guardia Civil procedieron a localizar a su dueños para evitar daños y facilitar la entrada al bajo a los bomberos del 112.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.