El sindicato Ustea de Enseñanza ha exigido a la Consejería de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía "coherencia y no discriminación" del profesorado en la puesta en funcionamiento de la Formación Profesional (FP) Básica como consecuencia de la aplicación de la nueva Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce).

En un comunicado, Ustea la indicado que en la reciente colocación de efectivos se ha dado el carácter de específico a todos los puestos de Profesorado Técnico, que se cubren con profesorado de FP, pero no a los puestos que se cubren con personal del cuerpo de Maestros, sean definitivos o provisionales.

"Resulta, por tanto, una discriminación inadmisible que la mitad del profesorado que impartirá FP Básica tenga esa consideración de acceso a puesto específico y la otra mitad no", ha manifestado la central sindical, que expresa su deseo de conocer las razones que han movido a la administración educativa a no hacer uso de la posibilidad de prorrogar hasta cuatro años el destino provisional de los maestros de Primaria que daban clase en los antiguos Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI): dicha posibilidad se contemplaba tanto en las instrucciones de 21 de mayo como en las complementarias posteriores.

Ustea lamenta, asimismo, la política de sustituciones de algunas delegaciones provinciales, "en colaboración con algunas direcciones de los centros", en el sentido de "preferir, a la hora de sustituir a un maestro de FP Básica, con destino definitivo, un cupo de Secundaria, que sirve para todo, antes que un maestro, que solo puede atender al alumnado de FP Básica".

A la vista de esto, el sindicato reclama que se consideren puestos específicos todos los de FP Básica, sean ocupados por maestros o por profesorado técnico de FP, así como que la administración educativa haga uso de la prórroga que prevé la Lomce —la Disposición Transitoria segunda— y permita la continuidad de estos maestros en los puestos que han venido desempeñando hasta ahora.

Así, subraya Ustea, se "minimizarían" los efectos negativos de la reforma educativa, a la vez que "se acabaría con la discriminación de este profesorado, tanto en relación a sus propios compañeros como en relación a otras comunidades autónomas que sí han aplicado la prórroga".

Y es que Ustea sigue defendiendo la necesidad de atender la FP Básica con profesorado de amplia experiencia en los antiguos PCPI, que accedió de forma voluntaria al desempeño de esta tarea docente. "Solo así se puede mantener el carácter compensatorio que también debe tener la actual FP Básica y que le niega la Lomce", añade.

"Si la administración educativa comparte la idea, expresada por la presidenta, de que la educación es el 'ascensor social' de Andalucía, debe actuar de forma coherente y, además, no discriminar a una parte del profesorado —maestros con destino provisional— que deben y pueden hacerse cargo de la labor docente de la Formación Profesional Básica", concluyen.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.