El Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Valladolid ha pedido "oficialmente" al equipo de Gobierno que "revise" sus relaciones con la empresa Tragsa para "garantizar al máximo el mantenimiento de los puestos de trabajo" ante el Expediente de Regulación de Empresa de la compañía que afectaría a 200 empleados en la Comunidad.

En un comunicado recogido por Europa Press, fuentes de IU han reclamado que el Ayuntamiento debe "interesarse por la situación" y hacer saber a Tragsa que "no es indiferente al trato que las empresas con las que contrata ofrecen a sus trabajadores".

En el comunicado, IU recuerda que en octubre de 2013 Tragsa presentó un ERE, "el mayor de una empresa pública" y que fue anulado en abril de 2014 por la Audiencia Nacional, en el que se anunció el despido de 1.336 trabajadores, de los que más de 200 serían de Castilla y León.

Sin embargo, han criticado que, pese a anunciar unas pérdidas por valor de 18,5 millones en 2013, Tragsa repartió entre sus directivos "bonus por valor de 4 millones de euros" así como nuevos pluses que supondrán hasta 50.400 euros por directivo y año.

Para IU, "no puede ser" que el Ayuntamiento mantenga contratos con empresas que "tienen ese comportamiento laboral", por lo que considera que se debería revisar el convenio firmado el 31 de enero de 2008 por el que se regula el régimen "jurídico, económico y administrativo" de Tragsa y sus filiales con el Consistorio.

El grupo municipal ha recordado además que se adjudicaron a Tragsa obras del Parque de las Contiendas por 4,2 millones de euros; la rehabilitación de los paseos del Campo Grande, por 761.000 euros, o la más reciente (de este mismo mes de agosto), para realizar trabajos de desbroce y limpieza de cunetas y arcenes del municipio, por 50.000 euros.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.