Un hombre, identificado como P.M.L.G., ha aceptado una pena de un año y seis meses de cárcel por un delito contra la salud pública que se considera probado que cometió después de que se le intervinieran 13 gramos de droga sintética conocida como 'MDMA' que tenía "intención de venderla a terceras personas".

Así se recoge en el escrito de calificación de la Fiscalía, consultado por Europa Press y ratificado este miércoles en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Jaén, donde otro varón, identificado como P.G.A., ha aceptado la imposición de una multa de tres euros diarios durante 16 días como autor de una falta de desobediencia a agentes de la autoridad.

Según el relato aceptado por las partes, los hechos se produjeron el 24 de junio de 2012, cuando al acusado P.M.L.G. se le intervinieron 13 'bolsitas' de la citada sustancia conocida como 'MDMA' —una droga sintética— que, en conjunto, pesaban 13 gramos y estaban valoradas en 450 euros, y que tenía "intención de venderla a terceras personas".

En el momento de ser detenido, el encartado "se puso alterado y dando voces llamaba la atención de sus amigos que se encontraban próximos al lugar en el que iba a ser introducido en el vehículo policial por los agentes de la autoridad", momento en el que, según añade el relato de hechos probados, acudió el otro imputado, P.G.A., quien "obstaculizó la labor desarrollada por los agentes", se hizo con el teléfono móvil de P.M.L.G. y "se negó a entregarlo a los agentes a pesar de ser requerido para ello".

Así las cosas, al procesado P.M.L.G. se le ha impuesto una condena de un año y seis meses de prisión y una multa de 450 euros como autor de un delito contra la salud pública causado con "droga que causa grave daño a la salud", mientras que P.G.A. ha aceptado una pena de 16 días de multa con una cuota de tres euros por haber cometido una falta de desobediencia a los agentes de la autoridad.

Consulta aquí más noticias de Jaén.