El presidente del Partido Riojano, Miguel González de Legarra, ha aseverado hoy que "nadie, en su sano juicio, firmaría las condiciones" bancarias que ha acordado el Ayuntamiento de Logroño para la refinanciación del soterramiento de las vías del tren.

En rueda de prensa, Legarra ha justificado la presentación, ayer, de dos escritos en los Juzgados de Logroño para solicitar la "suspensión cautelar" del acuerdo firmado con las entidades bancarias que, a su juicio, llevará a Logroño "a la bancarrota".

"No lo firmaría nadie si se tratase de su dinero, pero lo han hecho con el de todos los logroñeses", ha señalado al tiempo que se ha preguntado "quien, en su casa o en su empresa, refinancia algo sin tener obligación, hipotecando su casa y poniendo en peligro los ingresos".

Es lo que, para el PR, ha hecho Cuca Gamarra. "Nunca jamás un alcalde ha sido tan osado", ha afirmado, "porque supone el mayor endeudamiento que ha tenido la ciudad en su historia" y "pone en peligro servicios públicos", además de que "no permitirá ejecutar el Plan de Inversiones".

Ha explicado que la Sociedad del Soterramiento tenía "un préstamo en el que la garantía eran unos terrenos y, al no poder venderlos, el Ayuntamiento de Logroño y el Gobierno riojano deciden comprometer los presupuestos". Y se ha preguntado "qué necesidad había".

Acuerdo "ilegal"

Además de ser "lesivo para las arcas públicas", el acuerdo "es ilegal porque incumple el real decreto regulador de las haciendas locales" y, por eso, y ante un recurso contencioso-administrativo que podría dilatarse en el tiempo, se pidió ayer la suspensión cautelar.

Aunque el acuerdo bancario compromete también al Gobierno de La Rioja (con la misma cantidad que al Ayuntamiento: ochenta millones de euros), el recurso se ha presentado contra el Consistorio, y contra el acuerdo de pleno, porque el Gobierno riojano tiene mayor poder de deuda y sería "más complicado".

El "anormal comportamiento" del Ayuntamiento de Logroño, para los regionalistas, solo puede responder a dos cosas: "a una llamada directa de Madrid" (de la sede central del PP) "para salvar los bancos" o "que a cambio se reciba otra cosa", aunque se ha preguntado qué podría ser.

Legarra, por último, ha invitado a los ciudadanos a "darse cuenta del valor de un partido regionalista que no recibe órdenes de Madrid para cometer tropelías" contra los riojanos.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.