El Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou de París (Francia) acoge este miércoles la presentación de su sede en Málaga, que abrirá sus puertas en 2015 y que se convertirá en la primera que esta prestigiosa institución cultural tendrá fuera de Francia.

El nuevo espacio cultural malagueño, que se ubicará en el edificio situado en la esquina de los muelles 1 y 2 del puerto, conocido como Cubo, será presentado por el presidente del Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou de París, Alain Seban, y el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre.

El acuerdo adoptado entre el Ayuntamiento de Málaga y el Centro Pompidou, que fue anunciado por De la Torre el pasado 29 de noviembre, tiene una duración de cinco años renovables —en un principio por otros tantos— y supondrá un gasto anual de un millón de euros para el Consistorio por utilizar el nombre y las obras.

COLECCIÓN

Según lo previsto en el protocolo de acuerdo entre ambas entidades, se incluye una colección permanente, acorde a las dimensiones del edificio, con unas 70 piezas de los fondos del Centro Pompidou, y una exposición temporal anual, que habrá tenido que ser exhibida anteriormente en París.

La sede del Pompidou en Málaga ocupará los más de 6.000 metros cuadrados de la parte baja del edificio acristalado de la esquina de los muelles 1 y 2 del puerto.

El contenido, con una aportación de 15.000 euros por parte del Consistorio, ha sido determinado por la directora adjunta del Museo de Arte Moderno del Centro Pompidou, Brigitte Léal, por un lado, y, por parte del Ayuntamiento, por el director-gerente de la Fundación Picasso-Museo Casa Natal, José María Luna.

Trabajos de adecuación

Los trabajos de adecuación y de equipamiento del Cubo, adjudicados a la UTE Dragados-Naxfor, tendrán un coste de 3,8 millones de euros y un plazo de ejecución de cinco meses. El Ayuntamiento ya consignó en el presupuesto municipal de 2014 un total de 2,5 millones para este fin y el objetivo de De la Torre ha sido desde el inicio contar en esta cuestión con la colaboración de Unicaja Banco.

El Ayuntamiento ha de asumir también los gastos derivados del transporte, la seguridad y la puesta en marcha de la sede. Asimismo, mantiene conversaciones, en la línea de la colaboración público-privada, con empresas españolas que trabajan en Francia y viceversa para abordar el pago del millón de euros anual y del correspondiente al mantenimiento.

Aunque el proyecto se ha iniciado con cierta polémica tras comenzar el Ayuntamiento el pasado 4 de agosto las obras de adecuación del Cubo sin contar con los permisos correspondientes, lo que supuso su paralización el día 21, parece que los requisitos acordados por el consejo de administración de la Autoridad Portuaria para anticipar la cesión al Consistorio van por buen camino, pudiendo estar resueltos de forma definitiva en los próximos días, con la consiguiente reanudación de los trabajos.

Consulta aquí más noticias de Málaga.