Los servicios de Inteligencia británicos han identificado al integrante de Estado Islámico responsable del asesinato del periodista estadounidense James Foley, según informa la edición dominical del diario The Times citando "altas fuentes del Gobierno británico".

Se señala a un individuo llamado Abdel Majed Abdel Bary como "sospechoso clave". Bary, de 23 años, vivió hasta el año pasado en su domicilio familiar de Londres y recientemente colgó en Twitter una imagen suya con una cabeza humana.

Según se puede apreciar en el vídeo de la decapitación de Foley, el responsable de su asesinato es un hombre con acento londinense. Según el periódico británico, Bary es conocido entre sus compañeros guerrilleros con el apodo de 'John el Yihadista'.

El rapero británico Abdel-Majed Abdel Bary

El Estado Islámico difundió el martes el vídeo de la ejecución de Foley, que llevaba dos años desaparecido en Siria. En el mismo vídeo,  el miliciano amenaza con matar al también periodista Steven Sotloff. "La vida de este ciudadano estadounidense, Obama, depende de tu próxima decisión", dice dirigiéndose al presidente norteamericano.

Estas acciones serían una represalia por los bombardeos que Estados Unidos está llevando a cabo sobre las posiciones del Estado Islámico en Irak para frenar su avance por el norte del país, donde ya controla grandes zonas.

"Absoluta traición"

El ministro de Asuntos Exteriores de Londres, Philip Hammond, afirma que el supuesto origen británico del yihadista que presuntamente asesinó a James Foley supone una "absoluta traición" a los valores del país, en declaraciones divulgadas este domingo por The Sunday Times.

Hammond indicó al citado dominical que su Gobierno está invirtiendo "recursos significativos" para erradicar lo que tildó de "barbarie ideológica" y que, según señaló, podría amenazar al Reino Unido.

Es horrible pensar que el autor de este acto atroz podría haber sido educado en el Reino UnidoCoincidiendo con otros miembros del Ejecutivo de Londres, el jefe de la diplomacia británica opinó que la "amenaza" procedente de Siria e Irak podría durar toda una generación.

Hammond mostró su repulsa al supuesto origen británico del hombre encapuchado que hablaba con acento inglés. "Es horrible pensar que el autor de este acto atroz podría haber sido educado en el Reino Unido", afirmó el jefe del Foreign Office, que agregó que ese hecho "supone una completa traición" a este país, sus "valores y todo lo que los ciudadanos británicos defienden".

Hammond también confirmó que el Gobierno enviará pronto suministros a los refugiados que huyen de la ofensiva yihadista en el norte de Irak.

La ministra de Interior, Theresa May, reveló este sábado sus planes para redactar nuevas medidas legislativas a fin de erradicar al extremismo, en una lucha que podría durar "décadas".

Desde que el Ejecutivo de coalición de conservadores y liberaldemócratas llegó al poder en 2010, más de 150 ciudadanos han quedado excluidos del Reino Unido por "comportamiento inaceptable" en este sentido y la policía ha retirado 28.000 elementos de internet relacionados con terrorismo.