La Guardia Civil detuvo a un joven de 24 años de edad y nacionalidad rumana que había huido monte a través en dirección al río Limia, en la provincia de Ourense, tras haber sido sorprendido transportando en el maletero de un vehículo cable de cobre del que se utiliza en los tendidos eléctricos, el cual había sido robado meses atrás.

Según ha informado en un comunicado la Guardia Civil, el detenido, que responde a las iniciales I.I., fue interceptado este lunes a las tres de la madrugada por una patrulla de Lobios, que realizaba un control preventivo de seguridad ciudadana en una carretera del municipio.

Cuando los agentes le dieron el alto al conductor, éste hizo caso omiso y siguió su marcha unos cuantos metros más y después abandonó el coche y huyó monte a través hacia el río Limia.

La Guardia Civil comprobó entonces que en el maletero del turismo que había dejado abandonado había seis rollos de cable de cobre de los que se utiliza en los tendidos eléctricos y que carecía de cubierta.

La investigación determinó que este material había sido robado el pasado mes de abril en el municipio ourensano de Bande y que el joven rumano pretendía trasladarlo ahora a Portugal para su venta.

No obstante, seis horas después de haber sido interceptado por el control de la Guardia Civil, poco después de las 9,00 de la mañana de este lunes, el joven fue sorprendido caminando por la carretera OU-540 en dirección hacia Portugal, donde tiene su domicilio.

Por consiguiente, se procedió a su inmediata detención como supuestp autor de un delito de robo. El detenido ha pasado ya a disposición de la autoridad judicial, según informa la Guardia Civil.

Consulta aquí más noticias de Ourense.