El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha considerado que el informe de Puertos del Estado sobre los trabajos municipales acometidos en el Cubo, edificio que albergará una sede del Centro Pompidou, lejos de corroborar la irregular actuación del Ayuntamiento, "marca un camino para poder tener autorización para las obras".

"Eso es lo que importa subrayar —ha expuesto—, encontrar con sentido práctico y de colaboración institucional fórmulas para que la recepción por parte de la Autoridad Portuaria de las obras realizadas por el concesionario —Muelle Uno— se haga y se pueda autorizar, incluso, hacer la concesión al Ayuntamiento, de modo que éste cumpla su obligación", que, tal y como ha subrayado, no es otra que "terminar esas obras".

Una obligación, ha precisado el alcalde malagueño este martes en declaraciones a los periodistas, que "tenemos en relación con el Puerto y en relación con la ciudad".

En opinión de De la Torre, sobre el informe emitido por Puertos del Estado a instancias de la Autoridad Portuaria "caben interpretaciones, que tienen que ser en un sentido positivo". "Hay que ser optimistas y ver el vaso más de medio lleno", ha apostillado.

Consejo de administración

Por ello, al ser preguntado sobre lo que espera del consejo de administración de la Autoridad Portuaria convocado de forma urgente para este miércoles, ha dicho en suma que confía en que "vaya en la línea que se deduce del informe de Puertos del Estado; el vaso medio lleno".

El regidor ha defendido de nuevo que la ocupación por parte del Ayuntamiento, sin tener los permisos necesarios para ello, del edificio acristalado de la esquina de los muelles 1 y 2 del puerto responde a la necesidad de "cumplir nuestra obligación, según los acuerdos firmados en 2004 y 2014".

"Tenemos la obligación de terminar las obras que la Autoridad Portuaria nos entrega —ha subrayado—, para bien del Puerto, que ingresará dinero, y de Muelle Uno y de los establecimientos, que se dinamizarán, y también de la ciudad, que se dinamizará económicamente".

CONDICIONES

El informe elaborado por los servicios jurídicos de Puertos del Estado establece como condición para otorgar al Consistorio una autorización provisional por un plazo de tres meses que el Ayuntamiento "paralice cualquier actuación material sobre el edificio que pueda implicar su alteración física".

Así, Puertos del Estado únicamente contempla realizar tareas de acopio de materiales y otras actuaciones menores que "no impliquen alteración física del inmueble".

Además, antes de ello, la Autoridad Portuaria debe recepcionar de manera formal el Cubo, en manos de Muelle Uno. Precisamente, con el objetivo de analizar el problema y adoptar los acuerdos oportunos, el Puerto ha convocado su consejo de administración de manera urgente para este miércoles.

La Autoridad Portuaria solicitó al Ayuntamiento de la capital que paralizara las obras de adecuación del Cubo iniciadas a principios de este mes de agosto argumentando para ello que "no contaba con autorización al no disponer de concesión administrativa".

La disponibilidad del inmueble está condicionada a la entrega del mismo por parte de Muelle Uno a la Autoridad Portuaria de Málaga, tal y como se establece en el pliego concesional de dicha empresa.

Consulta aquí más noticias de Málaga.