El alcalde de Cuenca, Juan Ávila, ha asegurado que se siente "defraudado" porque el centro de salud 'Cuenca IV', cuya apertura definitiva está prevista para el próximo lunes, vendrá a sustituir al 'Cuenca III' y esta no supondrá, por tanto, una ampliación de la red de centros de atención primaria con los que ya cuenta la capital conquense.

En declaraciones a los medios, Ávila ha destacado que lo que la Junta de Comunidades "había dicho siempre era que el 'Cuenca IV' iba a ser un nuevo centro de salud, no iba a venir a sustituir a ningún otro y eso era lo que esperábamos los conquenses, y lo que nos encontramos es que se cierra el de San Fernando", cuyo servicio de urgencias se traslada al nuevo centro este próximo jueves.

"Esto —ha añadido el regidor— no es lo que esperábamos los conquenses desde hace cuatro años", recordando que las obras de construcción terminaron "hace tres años y desde entonces ese centro de salud ha estado cerrado".

No obstante, aunque considera que, como alcalde, en este asunto siempre ha sido "muy prudente, cuando tenía la oportunidad de hablar con los responsables de la sanidad en estos momentos en Castilla-La Mancha, les he preguntado qué pasaba con el 'Cuenca IV'", al igual que, ha explicado, hizo con María Dolores de Cospedal "en la única ocasión en la que me he podido reunir con ella en el Palacio de Fuensalida", ha remarcado, asegurando que la "señora Cospedal intenta, una vez más, justificar lo injustificable".

El alcalde de Cuenca ha admitido, además, que desde principios de mes el equipo de Gobierno del Ayuntamiento conquense se encuentra en conversaciones con la gerencia del Hospital y ha recordado cómo, en previsión de una inmediata apertura del centro, el Consistorio ya modificó en su día las líneas de transporte urbano "para que hubiese una parada lo más cercana posible" al mismo, anunciando la próxima instalación de una marquesina en sus inmediaciones.

Consulta aquí más noticias de Cuenca.