La venta de helado durante esta temporada estival está registrando unas cifras "similares o ligeramente inferiores" debido a un "exceso" en la oferta y a una demanda "decepcionante", según ha destacado este martes el presidente de la Asociación Nacional de Elaboradores Artesanos y Comerciantes de Helados y Horchatas (Anhcea), José Luis Gisbert.

Entre las causas del estancamiento, Gisbert ha desgranado, en declaraciones a Europa Press, que existe "un exceso de oferta" debido a la apertura de "muchos negocios". Asimismo, el verano "ha sido un poco decepcionante en cuanto demanda, que no es como antes, cuando la gente disponía de dinero y gastaba más alegremente", ha seguido Gisbert quien ha añadido que, además, "agosto no está siendo especialmente cálido, estos días está refrescando".

Otra de los factores que han influido en el estancamiento de la demanda este verano ha sido el Mundial de Fútbol de Brasil. "Indudablemente nos perjudicó, la gente desaparecía de la calle. Si España hubiera seguido hubiera sido peor. De todas formas, cuando jugaban Brasil o Argentina la gente se iba a verlo, son partidos interesantes", ha dicho el presidente de Anhcea y ha explicado que "todo este tipo de acontecimientos nos perjudican porque la gente se centra en los pubs" para ver los encuentros.

Además, José Luis Gisbert ha destacado que este año ha subido un 10 por ciento el precio del turrón" para elaborar helado de este producto, como consecuencia de la sequía que afecta al cultivo de la almendra. Sin embargo, Gisbert ha afirmado que los fabricantes de helado han "absorbido" este incremento. "Nos lo hemos comido, no están los tiempos para muchas subidas de precios", ha subrayado.

Verano "simplemente correcto"

Hasta el mes de junio, Anhcea calculaba entre un 3 y un 4 por ciento de incremento en las ventas con respecto al mismo periodo de 2013. Gisbert ha explicado que "este año esperábamos crecimiento" después de "una primavera bastante buena", pero "no ha sido así". "El verano va simplemente correcto", ha reconocido.

A pesar de no conseguir aumentar las ventas, Gisbert ha señalado que al menos las mantienen y ha asegurado que "de seguir la tónica así, las cifras serán muy similares a las del año pasado". Cuestionado por una previsión de datos a final de temporada, que se alarga hasta el 12 de octubre, Gisbert ha mantenido que estarán "en las mismas ventas que el año pasado, habrá poca diferencia a favor o en contra" aunque ha matizado que "aún es difícil saberlo".

El estancamiento en las ventas de helado está afectando tanto a la provincia de Alicante como al total del territorio nacional, aunque "hay sitios más afectados", según Gisbert. "En Cataluña ha llovido mucho, seguramente allí les habrá perjudicado más", ha sostenido.

Consulta aquí más noticias de Alicante.