Jungle Park, situado en el municipio tinerfeño de Arona, cuenta con una de las plantas más antiguas del mundo, una cycas circinalis con más de 400 años que se ha convertido a lo largo de los años en uno de los principales atractivos del parque.

Este ejemplar, que tiene una altura total de casi 7 metros, llegó a las instalaciones de Jungle Park directamente desde Cuba en su inauguración en 1997. Desde entonces ha sido una de las señas de identidad de la instalación debido a su situación privilegiada y a su original forma.

Habitualmente estos ejemplares cuentan con un único tronco, pero la cycas circinalis, comúnmente conocida como cica de hoja larga o cica elegante, de Jungle Park posee un tronco múltiple, convirtiéndolo en uno de los árboles más llamativos de su especie.

La cica suele localizarse en zonas tropicales o meridionales, siendo común en Asia, Australia y África oriental. "Gracias al clima tinerfeño, su adaptación a la isla fue muy rápida y desde entonces se ha convertido en una de las atracciones más llamativas del parque por su majestuosidad y singularidad", destacan desde Jungle Park.

Parte de su magnetismo radica además en su antigüedad, ya que se han encontrado fósiles pertenecientes al Cretácico que podrían tener más de 140 millones de años.

Pese a su supervivencia, en la actualidad se trata de uno de los grupos de plantas más amenazados a nivel internacional, por lo que los botánicos de Jungle Park ofrecen cuidados especiales con el fin de garantizar su protección y reproducción, al igual que hacen con el conjunto de la flora y fauna residente.