Las empresas de pesca deportiva que operan en Mequinenza han trasladado su malestar al Ayuntamiento por las "lamentables" últimas noticias sobre pesca furtiva que acaban relacionándose con el municipio al que da nombre al embalse donde se producen. El último episodio ha sido el registrado en Caspe donde se han localizado 8 kilómetros de redes de pesca ilegales gracias a la colaboración ciudadana.

El primer teniente de alcalde de Mequinenza, Antonio Llop, ha afirmado "que esta situación no es agradable para nadie y nadie le gusta que le salpiquen estas noticias".

Llop ha recordado que "supone un claro perjuicio para el municipio que lleva años apostando por la pesca deportiva como un sector económico importante que se está recuperando poco a poco tras la crisis".

De hecho la semana pasada, por ejemplo, han visitado Mequinenza un numeroso grupo de jóvenes alemanes en un campamento de pesca y otro grupo de rusos para practicar la pesca deportiva, ha detallado en una nota de prensa el Ayuntamiento de Mequinenza.

Difícil ubicación

El alcalde ha reconocido que "es difícil ubicar hechos ocurridos en un punto dentro de una zona tan extensa de territorio como es el embalse de Mequinenza" con 7.600 hectáreas de superficie, más de 100 kilómetros de longitud y 500 de "costas" por eso pide "más sensibilidad".

Además, ha insistido en que "buena parte del término municipal tiene coto de pesca", en una zona aguas abajo de la presa de Mequinenza y que incluye la desembocadura del río Segre en el Ebro, "por lo que hay un mayor control".

Llop ha apuntado que "no estamos diciendo que no se vayan a producir estos hechos en Mequinenza, simplemente que hace tiempo que no se producen" y agradecía la colaboración ciudadana, la del sector y la de las fuerzas de seguridad para luchar contra la pesca ilegal en el municipio, "creo que estamos en la buena dirección y sobre todo porque la pesca deportiva es un sector estratégico para nosotros".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.